Cómo quitar el enrojecimiento de las cicatrices

Tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo. Es muy delicada y propensa a las lesiones. Cuando esta se lesiona por una enfermedad o trauma como el acné y los cortes, pasa por un proceso de curación llamado cicatrices que implica el crecimiento de nueva piel sobre la herida. Durante este proceso, se produce la inflamación o el enrojecimiento. Este puede permanecer durante meses y te hace ver poco atractivo. Sin embargo, hay muchos métodos que puedes emplear para eliminarlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Crema de esteroides
  • Gel de aloe vera
  • Gel de silicona
  • Protector solar

Instrucciones

  1. Aplica una crema de esteroide suave de venta libre para reducir el enrojecimiento. La crema de hidrocortisona puede disminuir el enrojecimiento asociado con nuevas cicatrices sanando los vasos sanguíneos dañados debajo de la piel. Asegúrate de leer y seguir las instrucciones en el envase antes de usarlo.

  2. Aplica gel de aloe vera puro directamente a las cicatrices enrojecidas. Este contiene compuestos anti-inflamatorios potentes que pueden reducir la irritación y el enrojecimiento asociado con cicatrices. Puedes comprar gel de aloe vera puro en cualquier tienda de alimentos saludables. Evita comprar este con alcohol u otros aditivos químicos ya que estos pueden irritar aún más la piel.

  3. Utiliza un gel de silicona para reducir el enrojecimiento debido a las cicatrices. Este se puede comprar en tu farmacia local. Este gel funciona fundiendo gradualmente las cicatrices del acné, así como reduciendo la decoloración y el enrojecimiento.

  4. Aplica bloqueador solar a tus cicatrices antes de salir al aire libre. Las cicatrices frescas pueden quemarse fácilmente y enrojecer cuando se exponen a la luz solar. Siempre aplica el protector solar 30 minutos antes de salir a la calle.

Consejos y advertencias

  • Debes consultar a tu médico antes de iniciar cualquier tipo de remedio.

Más galerías de fotos



Escrito por frank dioso | Traducido por maría j. caballero