Cómo quitar un aro de cartílago justo después de haber sido colocado

Los piercings de cartílago se hacen a través de cualquier parte de la oreja, excepto el lóbulo, pero lo más común es la colocación en el borde exterior y superior de la oreja. Si te has hecho una perforación en la zona del cartílago con un perno en una tienda comercial, quita la joya de inmediato, ya que los pernos son inapropiados para las perforaciones del cartílago y pueden incrustarse en la piel, causando dolor e infección. Si es posible, haz que un profesional de una tienda de tatuajes o piercings te quite la joya, pero si no puedes, necesitas saber cómo quitar un perno con cierre de mariposa tú mismo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Jabón antibacterial
  • Cepillo para lavar uñas
  • Toalla de papel
  • Sal marina
  • Agua
  • Gasa estéril

Instrucciones

  1. Lávate las manos durante dos minutos completos con jabón antibacterial y agua lo más caliente que puedas soportar. Frota bajo las uñas con un cepillo de uñas para eliminar la suciedad y las bacterias. Seca tus manos con una toalla de papel limpia.

  2. Sujeta la parte frontal del perno con el pulgar y el índice. Sujeta luego la parte posterior con el pulgar y el índice de la otra mano.

  3. Siente la parte trasera del arete en el punto donde se une al perno. Sentirás dos pequeños dientes dentro de las piezas curvas a ambos lados. Presiona estos dientes el uno hacia el otro con las uñas de los dedos pulgar e índice. Esto liberará la presión que sostiene el broche en su lugar.

  4. Tira hacia adelante de la parte frontal del arete y hacia atrás en la parte trasera para retirar el perno. Desecha el perno; no es seguro utilizarlo de nuevo o permitir que alguien más lo haga, sin importar cuanto lo limpies.

  5. Lava tu perforación con jabón antibacterial y agua caliente.

  6. Mezcla una pizca de sal marina no yodada -aproximadamente un octavo de cucharadita- en una taza y media de agua caliente. Humedece una gasa estéril en la solución de agua salada, presiona la gasa contra la perforación y mantenla allí durante 10 minutos.

  7. Repite los Pasos cinco y seis dos veces al día hasta que no tengas hinchazón ni enrojecimiento.

Consejos y advertencias

  • Nunca toques una nueva perforación con las manos sucias ni dejes que nadie más lo haga.
  • Nunca perfores ninguna parte de tu cuerpo con una pistola de perforación, incluyendo las orejas.
  • Nunca limpies un piercing con nada que no sea jabón antibacterial y agua con sal marina.
  • Siempre ve a un perforador profesional certificado por la Association of Professional Piercers.
  • Si el perno de cierre de mariposa se incrusta en el cartílago, ve a un perforador profesional de inmediato para que lo retire. Los profesionales no trabajan en tiendas de centro comercial, sino en tiendas de tatuajes o de piercings.
  • Busca atención médica si la perforación está supurando pus, está caliente al tacto o presenta una hinchazón significativa. Estos son signos de infección, que es particularmente peligrosa en el cartílago.
  • Pide a un perforador profesional que inserte un aro de perla cautiva en la perforación, si es posible. La infección puede quedar atrapada dentro de una perforación nueva que se cierra demasiado rápido. Un anillo permitirá que la nueva perforación drene. Si quitas el aro después de haberlo usado por al menos dos semanas, el agujero debe cerrar sin dejar cicatriz.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por mar bradshaw