El queso havarti y el embarazo

Algunos quesos blandos, como el brie y el queso de cabra, están prohibidos durante el embarazo, ya que pueden contener bacterias que te provocarán enfermedades, así como representar un riesgo para tu bebé. Sin embargo, el queso havarti, no es uno por el que generalmente debas preocuparte, aunque siempre debes preguntar a tu médico qué es seguro comer y qué evitar. El queso también suministra nutrientes que tu bebé necesita para crecer normalmente, que es una de las ventajas de incluir en tu dieta de embarazo el queso havarti.

¿Un poco de havarti?

El queso havarti es más blando que otros tipos de queso, como el cheddar, pero no cae en la misma categoría que los quesos blandos que debes evitar durante el embarazo. El riesgo con los quesos blandos es que pueden albergar la bacteria listeria, que causa listeriosis. La listeriosis no siempre es dañina, aunque es posible que te contagie con síntomas de gripe, según el sitio web BabyCenter. Sin embargo, la infección es mucho más peligrosa para los bebés no nacidos, por lo que los quesos blandos están completamente prohibidos. La listeriosis es poco frecuente, pero puede causar abortos, problemas de salud fetales y muerte fetal. En cuanto a quesos, el havarti es seguro porque se comercializa pasteurizado, un proceso que mata cualquier bacteria listeria.

Nutrientes clave

Además de ser seguro, el havarti suministra dos nutrientes clave que necesitas para un embarazo saludable y que tu bebé necesita para crecer. Una rebanada de queso havarti contiene 15% de los 1.000 miligramos mínimos de calcio que necesitas a diario durante el periodo de embarazo. El calcio fortalece los dientes de tu bebé y el desarrollo de los huesos, así como alienta el crecimiento muscular normal y la función nerviosa, según la American Pregnancy Association. El queso Havarti también suministra 4 o 5 de los 71 gramos de proteína que necesitas cada día. La proteína es esencial para todo el proceso de crecimiento que tu bebé experimenta en el útero.

Moderación, el factor más importante

El queso havarti contiene entre 3,5 y 4,5 gramos de grasa saturada por porción, que es entre 17 y 23% de tu límite diario de grasas saturadas. Si bien un poco de grasa es esencial, ya que promueve el desarrollo normal y la absorción adecuada de nutrientes, una ingesta excesiva puede contribuir al aumento de peso más allá de lo que necesitas para apoyar un embarazo saludable. Una rebanada de queso havarti también contiene 135 miligramos de sodio, que es el 6% de tu límite diario. Demasiado sodio no necesariamente afectará negativamente a tu embarazo, según el sitio web BabyCenter, pero comer demasiado, estés embarazada o no, puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón y facilitar la hipertensión arterial.

Tu dieta de embarazo

Disfruta de las ventajas nutricionales del queso havarti añadiendo una rebanada a un sándwich o enrollándolo alrededor de un trozo de pechuga de pollo a la parrilla para un sabroso bocado repleto de proteínas. Una pequeña porción de queso havarti en un plato de sopa minestrone o en un plato de chili le dará sabor ligeramente diferente y una textura más cremosa que el queso cheddar o mozzarella. Una rebanada por platillo es probablemente suficiente. Si se te dificulta limitarte a una sola rebanada, busca las opciones reducida en grasa y reducida en sodio, disponibles en algunos supermercados y tiendas naturistas.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por eduardo sanchez