¿El queso fresco es bueno para perder peso?

El queso fresco a menudo se asocia con la dieta. Este alimento rico en nutrientes te provee una cantidad significativa de proteínas, calcio, fósforo, selenio, riboflavina y vitamina B-12, así que puede ser una buena opción para aquellos que realizan una dieta. Sólo asegúrate de elegir versiones descremadas o bajas en grasa, porque el queso fresco entero en un poco alto en calorías, grasa, grasa saturada, colesterol y sodio.

Contenido calórico

El queso fresco regular contiene 221 calorías por taza y provee 15 por ciento del valor diario de grasa y 19 por ciento del DV para la grasa saturada. El queso fresco hecho con leche 2 por ciento es al mejor, con 194 calorías, 9 por ciento de DV por la grasa y 11 por ciento de DV por la grasa saturada por taza. Tu mejor opción es el queso fresco descremado, el cual sólo tiene 104 calorías por taza y sólo pequeñas cantidades de grasa.

Contenido protéico

La proteína te ayuda a sentirte más lleno, más que los carbohidratos o la grasa y también puede ayudar a mantener el músculo mientras pierdes peso, por lo que incluir proteínas en cada comida o bocadillo puede ayudarte a comer menos durante el día. Un estudio publicado en "La Médicina y la Ciencia en los Deportes y Ejercicios" en Febrero de 2010 encontró que las dietas que contienen 35 por ciento de proteínas eran más efectivas para mantener el músculo que las dietas que contenían 15 por ciento de proteína. Cada taza de queso fresco descremado te provee 15 gramos (0,5 onzas) de proteína.

Densidad de energía

Consumir principalmente alimentos que son bajos en densidad de energía, o calorías por gramo, cuando estás a dieta te permitirá comer un mayor volumen de alimentos con menos calorías. Es el volumen de comida que te llena, no las calorías consumidas. De las opciones disponibles de quesos, el queso fresco sin grasa es uno de los alimentos más bajos en densidad de energía.

Los lácteos y la pérdida de peso

Los productos lácteos en general pueden ser beneficiosos para la pérdida de peso, según un estudio publicado en "Estudio sobre la obesidad" en Julio de 2005. Este estudio encontró que las personas que comían una dieta rica en productos lácteos con por lo menos tres porciones de lácteos por día perdieron el doble de peso que aquellos con una dieta baja en productos lácteos con menos de una porción por día de productos lácteos cuando ambas dietas crearon un déficit de energía de 500 calorías. Los participantes de la dieta de alto contenido lácteo también mantuvieron más masa muscular magra que los de la dieta baja en productos lácteos, lo que significa que muy probablemente experimentaron caídas más pequeñas en su metabolismo debido a su pérdida de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por cinthia perez