¿El queso afecta tus articulaciones?

Te apoyas en tus articulaciones para levantar pesos y guardar lo que levantas, para caminar hasta el buzón o para agacharte a recoger algo. Como todas estas acciones son vitales para tu salud, debes hacer todo lo posible para mantenerlas sanas, incluyendo comer bien. Una fuente de alimento que tiene puntos positivos y negativos para la salud de las articulaciones, es el queso. Conociendo los beneficios y las posibles condiciones inflamatorias que puede disparar, puedes decidir si el queso es lo correcto para agregar a tu dieta. Habla con tu médico si estás preocupada sobre la cantidad de queso que puede afectar a tus articulaciones.

Tus articulaciones y las alergias a las comidas

Las alergias a las comidas, incluyendo al queso, han sido conectadas a las condiciones inflamatorias que afectan tus articulacines, como la artritis. La sensibilidad a las comidas de cada persona es diferente. lo que significa que tu cuerpo puede ser sensible o alérgico a las proteínas de los lácteos presentes en los quesos. Cuando tu cuerpo tiene una reacción alérgica, percibe a las proteínas del queso como peligrosas para el mismo, como si fueran bacterias o gérmenes.

La detección de alergias

Si sospechas que el queso te produce dolores en las articulaciones, tu médico puede recomendarte que lo elimines de tu dieta, lo que significa que no debes comerlo por varias semanas y controlar si los síntomas mejoran. Tu médico también te podrá hacer una serie de análisis para determinar las alergias, que miden la cantidad de complejos inflamatorios que produce tu cuerpo cuando comes quesos. Si tu cuerpo es sensible a este alimento, el profesional puede recomendarte evitarlo para prevenir las inflamaciones, incluyendo las de las articulaciones.

Los probióticos y tus articulaciones

No todos los quesos provocan inflamaciones en tu cuerpo. Algunos contienen bacterias que promueven la salud, conocidos como probióticos, de acuerdo a la revista Arthritis Today. La condición de la inflamación de las articulaciones, conocida como artritis reumática está asociada con la reducción de la bacteria probiótica en el estómago. Esta bacteria puede promover la buena salud y reducir la inflamación que puede causar los dolores. Los probióticos se encuentran en el queso azul y los que tienen un olor fuerte. Incorporándolos a tu dieta, puedes ayudarte a reducir los dolores.

El queso como una fuente de calcio

Además de los beneficios probióticos, el queso tiene calcio, que es vital para los huesos sanos. El calcio es un mineral duro que evita que tus huesos se ablanden y se rompan. Como las articulaciones está hechas de huesos, necesitas calcio en tu dieta diaria. Los quesos como el chedar tienen 307 mg por porción de 1,5 onzas (45 g), mientras que la muzzarella tiene 333 en la misma cantidad, de acuerdo a la Office of Dietary Supplements. (Oficina de los suplementos dietarios). Si tienes entre 19 a 50 años, necesitas 1.000 mg de calcio por día, las mujeres de más de 51 años y los hombres de más de 71 necesitan 1.200 mg de calcio diario, de acuerdo a la oficina mencionada. Comiendo queso regularmente mantienes los huesos y las articulaciones sanas.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por adriana de marco