¿Quemas más calorías haciendo ejercicio antes o después de una comida?

Comer antes o después del ejercicio para maximizar tu consumo de calorías y quemar grasa es un tema controvertido. Algunos datos indican que hacer ejercicio con el estómago vacío aumenta la quema de grasa. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que si se hace ejercicio antes o después de comer, quemas la misma cantidad de grasa y calorías. El consenso general entre los profesionales de la salud, es comer antes de hacer ejercicio para maximizar la efectividad de tu entrenamiento y evitar efectos negativos.

Quema de calorías

En 2011, la "Strength and Conditioning Journal" (Revista de Fuerza y Acondicionamiento") publicó un informe sobre la quema de calorías mediante el ejercicio antes o después de comer. Los investigadores que revisaron la evidencia concluyeron que no importa si se hace ejercicio antes o después de comer. Quemar grasa y calorías es casi lo mismo en ambas circunstancias.

Efectos

Los partidarios de hacer ejercicio con el estómago vacío declaran que sin la glucosa dentro de la sangre por el uso de energía, el cuerpo elimina más rápido la grasa. Sin embargo, existe la preocupación de lo que sucede si se hace ejercicio antes de comer. Por ejemplo, en vez de consumir la grasa, el cuerpo puede utilizar la masa muscular como combustible. Esto es contraproducente para el ejercicio, en general, ya que significa que tu cuerpo está usando los preciados músculos como combustible. El ejercicio antes de una comida también puede ser riesgoso para algunos, específicamente para los diabéticos, debido a la probabilidad de hipoglucemia. La baja de glucosa en la sangre puede ser una situación peligrosa y puede ser evitada comiendo antes de hacer ejercicio.

Beneficios

Comer antes de hacer ejercicio puede ofrecer algunos beneficios adicionales a tu entrenamiento. Por un lado, puedes ser capaz de ejercitarte durante un período de tiempo más largo después de comer. Un estudio publicado en 1999 en la "Journal of Medicine and Science in Sports and Exercise" ("Revista de Medicina y Ciencia en Deportes y Ejercicio") monitoreó la resistencia de los deportistas después de comer y sin comer. Cuando los deportistas consumieron un desayuno de 400 calorías tres horas antes del ejercicio, fueron capaces de hacer ejercicio durante 30 minutos más que cuando no comían. Otro estudio descubrió que cuando las personas comen antes de hacer ejercicio, se reduce el consumo total de alimentos para un día. En este estudio, publicado en la "International Journal of Sports Nutrition and Exercise Metabolism" ("Revista Internacional de Nutrición Deportiva y el Metabolismo durante el Ejercicio") en el año 2002, se dividió a mujeres en cuatro grupos: ejercicio con una bebida que contenía 45 g de carbohidratos; solamente ejercicio; ingesta de carbohidratos o sin carbohidratos y nada de ejercicio. Después del período de ejercicio, a las mujeres se les ofreció un bufet donde fue monitoreada la ingesta de alimentos. A las mujeres también se les pidió llevar un diario de alimentos para el resto del día. Las deportistas que participaron en el grupo de 45 g de carbohidratos antes del ejercicio comieron menos alimentos durante el resto del día en comparación con el resto de las otras categorías.

Cómo hacerlo

Planea tus comidas cuando quieras hacer ejercicio. Si ingieres una comida grande antes de hacer ejercicio, espera al menos tres horas antes de un entrenamiento. Si planeas ingerir una comida pequeña espera de dos a tres horas antes del ejercicio. Tu mejor opción es comer un tentempié alrededor de una hora antes de hacer el ejercicio. Tentempiés saludables incluyen una combinación de carbohidratos y proteínas, como la granola con nueces o yogur.

Más galerías de fotos



Escrito por laura niedziocha | Traducido por tere colín