Cómo quemar la grasa en la parte inferior del estómago

La grasa de la parte baja abdominal, que suele incluir grasa visceral profunda que rodea a tus órganos vitales, puede ser difícil de deshacerse. Con tan sólo hacer abdominales (crunches y sit-ups) se tonificará el músculo subyacente, pero esos ejercicios no son eficaces para la reducción de la grasa. El ejercicio cardiovascular constante realizado a las intensidades correctas y combinado con una nutrición sana, puede ser útil para reducir y eliminar la grasa indeseada del estómago.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Calzado deportivo de apoyo

Instrucciones

  1. Haz entrenamiento cardiovascular de alta intensidad a tu máxima capacidad de tres a cinco veces por semana. Escoge actividades rítmicas como caminar, correr, andar en bicicleta y nadar a una intensidad que consideres "muy desafiante" durante al menos 20 minutos por sesión. Un estudio de 2008 de mujeres obesas de mediana edad publicado en "Medicine and Science in Sports and Exercise" ("La Medicina y la Ciencia en los Deportes y el Ejercicio") descubrió que el ejercicio de alta intensidad tuvo un impacto significativo en la reducción de la grasa total corporal y la grasa visceral en los sujetos sometidos a prueba.

  2. Trabaja en intervalos de alta intensidad dentro de tus sesiones cardiovasculares de intensidad moderada. Camina a paso ligero durante tres minutos y luego corre por 30 segundos. Repite este ciclo de siete a 10 veces. Acorta de forma gradual los intervalos de baja intensidad y extiende los de alta intensidad. Un artículo publicado en 2011 en "Journal of Obesity" ("Periódico de Obesidad") descubrió que el entrenamiento intermitente regular incrementaba significativamente la quema de grasas.

  3. Adopta una nutrición sana de alimentos integrales. Opta por frutas y vegetales sin refinar y proteínas magras. Mantente alejado de los carbohidratos simples como el pan blanco, las pastas de grano refinado y las bebidas azucaradas, pues pueden generar un incremento en el almacenamiento de grasas.

Consejos y advertencias

  • Si no puedes empezar con un ejercicio cardiovascular de alta intensidad, entonces comienza de forma gradual. Intenta llegar a una intensidad moderada (deberías poder hablar pero no cantar mientras te ejercitas).
  • Además del ejercicio cardiovascular, incluye ejercicios abdominales y entrenamiento de resistencia dos o tres veces por semana para tonificar el músculo subyacente, incrementar tu fuerza y masa muscular magra y mejorar tu densidad mineral ósea.
  • Haz siempre de cinco a 10 minutos de calentamiento antes de empezar cualquier tipo de ejercicio. Enfríate por al menos cinco minutos para regresar de forma segura a tu frecuencia cardíaca de reposo.
  • Antes de iniciar un programa de ejercicios de alta intensidad, procura que estés lo suficientemente saludable y en buen estado, y consulta a tu médico ante cualquier duda. Bebe mucha agua fresca mientras te ejercites para mantenerte hidratado.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por laura guilleron