Para quemar la grasa del vientre, ¿es mejor correr o caminar?

Te preguntas si debes correr o caminar para quemar la grasa del vientre, y la respuesta es cualquiera de las dos. Cualquier ejercicio que haga latir a tu corazón y te ayude a quemar calorías te facilitará la tarea de deshacerte de el exceso de grasa en los alrededores de tu zona ventral, así como también a adelgazar en general. De cualquier manera, existen varias razones por las cuales puedas querer elegir una u otra actividad, incluyendo tu preferencia personal, lo que tu cuerpo pueda soportar y cuántas calorías puedes quemar.

Bajo vs. alto impacto


Te preguntas si debes correr o caminar para quemar la grasa del vientre, y la respuesta es cualquiera de las dos.

Si tienes problemas de articulaciones o sobrepeso, los ejercicios de bajo impacto como caminar pueden ser la mejor opción. Cuando caminas tienes un pie en el suelo en todo momento, y no están aterrizando en el suelo con fuerza. Cuando corres, por el contrario, tu cuerpo está en el aire casi un 45 por ciento del tiempo, según la Harvard Medical School, lo que significa que tienes que bajar de ese "tiempo de suspensión", lo que provoca que absorbas alrededor de 100 toneladas de la fuerza de choque en sólo una milla. Tal vez por eso, los caminantes tienen un porcentaje de riesgo de lesión al ejercitarse de 1 a 5 por ciento, mientras que los corredores tienen una probabilidad del 20 a 70 por ciento, señala la Harvard Medical School.

Lo que te haga feliz


En resumen, debes continuar haciendo aquella clase de ejercicio que más disfrutes.

Te ejercitas con determinada meta como objetivo, pero dado que te llevará muchas horas hacer esa actividad para obtener los resultados que deseas, más vale que la disfrutes. Para algunas personas correr es una forma de tortura, de modo que para ellos quizás sea de mayor disfrute y una actividad más accesible el caminar. Otras personas, por otro lado, adoran correr, quizás en parte debido a la adrenalina que se genera luego de haber alcanzado cierta distancia. Una teoría es que al correr se estimula el cerebro para que produzca una especie de sustancia similar al opio, que puede desembocar en la sensación anteriormente mencionada. En resumen, debes continuar haciendo aquella clase de ejercicio que más disfrutes.

La cuestión de las calorías


Correr, como seguramente imagines, quema mas calorías.

Si no tienes ninguna preferencia en especial respecto al ejercicio a desarrollar, y tu cuerpo coopera en la realización de cualquiera de las dos, quizás puedas decidir en base a las calorías. Correr, como seguramente imagines, quema mas calorías, de modo que te ayudará a quemar la grasa ventral más fácilmente. Si una persona que pesa 155 libras camina a una velocidad moderada de 4 millas por hora, quemará cerca de 167 calorías en 30 minutos. Si la misma persona corriera a 5 millas por hora, quemaría 298 calorías en el mismo período de tiempo. Teniendo esto en mente, es claro que deberías elegir correr, para así quemar más grasa ventral en menos tiempo.

Otros factores


Hay otros factores que influirán en la cantidad de calorías que quemes durante tus ejercicios.

Hay otros factores que influirán en la cantidad de calorías que quemes durante tus ejercicios. Quemar calorías es un asunto de tiempo, intensidad y frecuencia. Si puedes lograr caminar 30 minutos, pero correr sólo 10, el tiempo agregado que pases caminando ayudará a quemar más calorías en general. De todos modos, si sólo cuentas con diez minutos diarios para ejercitarte, correr es la mejor alternativa. La cantidad que comas también entra en juego, ya que para perder una libra de grasas tienes que crear un déficit de calorías de 3500.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por guido grimann