Cómo quemar la grasa debajo de tus brazos

Si tus brazos están empezando a parecerse a las de alas de un murciélago y apuntar con el brazo te provoca inseguridad quizás es el momento de quemar ese exceso de grasa. Antes de hacerlo entiende que la reducción de esta área de tu cuerpo es posible sólo si se adopta un plan basado en la pérdida de grasa de todo el cuerpo. En otras palabras no es posible solo reducir una de tu cerpo debes pensar en un todo. Cuando la grasa total del cuerpo comienza a disminuir entonces la grasa deseada debajo de losa brazos también se reducirá.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Determina cuantos kilos quieres perder cada semana. Los expertos de la Universidad de Clemson sugieren perder peso de manera segura a una velocidad de 1/2 libra a 2 libras por semana.1 libra de grasa equivale a 3.500 calorías. Se puede lograr la pérdida de peso gradual, con un desgaste diario de 250 a 1.000 calorías a través de la dieta y el ejercicio.

  2. Quema calorías haciendo de 60 a 90 minutos de ejercicios cardiovasculares moderados en la mayoría de los días de la semana. A pesar de los 30 minutos de ejercicios todos los días es beneficioso, la mayoría de los adultos necesitan aumentar el tiempo para ver un cambio en el peso. Si te resulta conveniente puedes dividir el entrenamiento en dos o tres sesiones a lo largo del día. Haz ejercicio en una máquina con pesas móviles, utiliza una máquina de remo, un cinta para caminar rápido o correr ejercitas los brazos hacia atrás y hacia adelante.

  3. Un entrenamiento con pesas debe ser parte de tu rutina de ejercicios por lo menos dos días de la semana. El entrenamiento de resistencia impide que tu cuerpo pierda tejido muscular en lugar de grasa y es muy beneficioso porque le tejido de los músculos es el que pone en marcha el metabolismo y lo hace incluso cuando estás en reposo de ésta manera quemarás más calorías. Evita enfocar el ejercicio únicamente en los brazos. Incluye las piernas, el estómago, la espalda, los hombros y las caderas con ejercicios de resistencia para obtener óptimos resultados.

  4. Fortalece los brazos con ejercicios específicos por ejemplo golpe con mancuernas, flexiones triangulares y flexiones bajas que de acuerdo con el American Council on Exercise éstos son algunos de los ejercicios de tríceps más eficaces. Para evitar un desequilibrio muscular también trabaja los bíceps con otros ejercicios. Completa dos o tres series de ocho a 12 repeticiones de cada ejercicio y usa un peso importante de manera que tus músculos sientan el trabajo al final de cada repetición.

  5. Adapta tu dieta para contribuir a la reducción de calorías para optimizar los resultados. La American Heart Association sugiere que se reducen calorías y se frena el hambre al comer porciones cuatro a cinco veces más pequeños cada tres o cuatro horas y se controlan los antojos al comer alimentos ricos en fibra, abundante y bajos en calorías, como las verduras y las frutas en vez de papas fritas y galletas. La asociación también sugiere mantener un seguimiento da las calorías que consumes, manteniendo un registro de todo lo que comes.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico antes de comenzar un nuevo ejercicio y régimen de dieta, especialmente si sufres de una condición o lesión.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por jose fortunato