Cómo quemar calorías caminando mientras se carga una mochila con pesas

Cargar una mochila con pesas mientras se camina es una manera de quemar más calorías, ya que tienes que trabajar más para poder transportar ese peso extra. Por ejemplo, una persona de 150 libras que camina a un ritmo de 4 mph por 30 minutos quema 175 calorías. Agrega un peso de 5 libras y el mismo individuo quemará 181 calorías, esto de acuerdo con el sitio web HealthStatus. Caminar con algo de peso extra también agrega estrés a tus articulaciones, incluyendo tu espalda y rodillas. La clave para quemar calorías caminando con una mochila con unas pesas añadidas es asegurarte de que quemarás la mayor cantidad de calorías con el mínimo riesgo de sufrir una lesión.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Mochila con una cinta para la cintura
  • Pesas en barras
  • Cinta para pegar

Instrucciones

  1. Usa una mochila con correas para la espalda acolchadas y una correa para sujetarla la cintura. Esta correa evitará que la mochila se balancee y se mueva conforme caminas y protege tu espalda y hombros. El acolchado prevendrá que las correas se encajen en tus hombros.

  2. Abre el cierre de la mochila completamente. Acomoda las pesas a lo largo dentro del lado de las tiras de la mochila y acomódalas desde el centro hacia afuera.

  3. Usa cinta para pegar las pesas dentro de la mochila y mantenerlas en su lugar. Querrás que el peso esté distribuido uniformemente desde la parte superior a la inferior. No dejes que el peso se acumule en el fondo del bolso, porque podría desbalancearte. Mantener las pesas en la parte inferior de la mochila también presionará e irritará tus caderas y espalda baja.

  4. Cierra tu mochila y póntela. Ajusta las correas a los hombros, de manera que la mochila esté centrada en tu torso y asegura también la correa alrededor de tu cintura.

  5. Camina en exteriores o en una caminadora por lo menos durante 30 minutos más un calentamiento y enfriamiento de cinco minutos. Mantén tus hombros alineados con tus caderas y tu barbilla nivelada con el suelo. Impulsa tus brazos conforme caminas para aumentar tu ritmo cardiaco.

  6. Incorpora elevaciones y escalones en tu rutina. Este tipo de tramos cuesta arriba incrementarán la intensidad y el número de calorías que quemas.

  7. Realiza intervalos. Camina a un ritmo de 4 mph por cinco minutos, luego desacelera hasta a 3 mph por 10 minutos. Alterna entre rápido y lento por lo menos durante 30 minutos.

Consejos y advertencias

  • Comienza con pesas de 1 a 5 libras y ve aumentando el peso conforme te haces más fuerte. No agregues más de 20 libras a tu mochila.
  • Si no tienes espacio para pegar todas las barras dentro de la mochila, puedes usar los bolsillos externos también. Asegúrate de que las pesas estén distribuidas uniformemente y que ninguna de ellas esté descansando o balanceándose sobre tu espalda baja o caderas.
  • Si no tienes pesas en barras, usa pesas para tobillos flexibles rellenas de arena. Puedes poner éstas en el fondo de la mochila, pero, al igual que con las pesas en barra, deberás distribuir el peso de manera equilibrada.
  • Considera usar un chaleco de caminata, que está específicamente diseñado para la caminata con pesas, con sus propias pesas y bolsillos distribuidos uniformemente.
  • Si sientes dolor en tus rodillas, tobillos o caderas, reduce la cantidad de peso o deja de usar pesas por completo.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por reyes valdes