¿Qué quema más calorías: nadar o caminar?

Sabes que el ejercicio es una parte importante de la pérdida de peso y la salud general. Si estás tratando de elegir entre nadar y caminar, sin embargo, la decisión puede ser confusa. No todo el caminar es igual, ni lo es toda la natación, y aunque la cantidad de calorías que quemas es importante, no debes confiar en eso solo que para tomar tu decisión.

Tipos de caminatas

Caminar es una buena manera de quemar calorías, pero el tipo de caminata que haces marca la diferencia. Tu velocidad, el terreno, e incluso la cantidad que cargas tiene un impacto en la eficacia de un entrenamiento de caminar. Suponiendo un peso promedio de 150 libras, caminar a 2 millas por hora durante 30 minutos quema 95 calorías, mientras que caminar por la misma cantidad de tiempo a 3 millas por hora quema 148, de acuerdo con la Health Status Calories Burned Calculator. Camina más vigorosamente y quemarás más calorías. Practicar senderismo 30 minutos quema 202 calorías, y caminar con una mochila por esa cantidad de tiempo quema 238.

Tipo de natación

Como regla general, la natación quema más calorías que caminar. Health Status informa que si pesas 150 libras, nadando a un ritmo moderado durante 30 minutos quemas 207 calorías. Aumenta el ritmo y quemarás 333 calorías en 30 minutos. Puede que te sorprendas al saber que algunas de las actividades relacionadas con los deportes de natación son en realidad menos eficiente en la quema de calorías. Health Status informa que practicar surf durante 30 minutos quema 103 calorías, probablemente porque estás acostado en la tabla parte del tiempo.

Aumetar las calorías quemadas

Si tienes experiencia con la natación o caminar, puedes aumentar el número de calorías que quemas de varias maneras. Aunque no deberías usar pesas de tobillo al caminar (pueden cambiar tu modo de andar y poner tensión en tus articulaciones) puedes obtener un entrenamiento más intenso aumentando tu ritmo o alternando períodos de trote con correr, recomienda la Clínica Mayo. Para aumentar la quema de calorías durante la natación, puedes intentar vigorosos ejercicios aeróbicos de aguas profundas.

Otras consideraciones

Aunque quemar calorías es una parte importante del ejercicio, no es el único factor que debes considerar cuando tratas de elegir entre caminar y nadar. También es necesario tener en cuenta tu personalidad y preferencias. El American Council on Exercise informa que será más probable que te quedes con hacer un ejercicio con el que te sientas cómodo haciéndolo. Por lo tanto, es posible que desees probar de caminar si te sientes cohibido en un traje de baño o prefieres hacer ejercicio con música. Del mismo modo, si no quieres pelear con el clima, la natación en una piscina cubierta podría ser el camino a seguir.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie greenwood | Traducido por mariano abrach