Quehaceres que las niñeras quizá tengan que hacer

Cuando contratas una niñera, estás pagándole para que cuide de tus hijos mientras tú no estás en casa. Eso no significa que no puedes esperar que ella haga algunos simples quehaceres en la casa que van de la mano con el cuidado de los niños. Es importante comunicarle lo que tú consideras que ella necesita hacer en tu ausencia para ganarse su paga. Algunos quehaceres son parte natural de cuidar de los niños, así que no te sientas mal acerca de incluirlos como parte de lo que esperas que haga la niñera.

Platos

Si tu niñera prepara y sirve la comida a tus hijos, es normal que esperes que limpie después de que todos hayan terminado de comer. Esto incluye poner los platos en la máquina lavaplatos, almacenar la comida sobrante en contenedores apropiados, colocarlos en el refrigerador y limpiar la mesa y el mostrador. Si tu niñera se queda hasta tarde y se prepara un refrigerio después de que los niños se fueron a dormir, también debe limpiar lo que ella ensucie. Igualmente, si alguien más se prepara un refrigerio, ella debe ayudar a limpiar lo que se ensucie.

Ordenar

No sería justo para los padres si llegaran a una casa llena de juguetes, juegos, ropa sucia y libros esparcidos por todas partes. Una niñera debe ayudar a los niños que está cuidando a ordenar y recoger las cosas que ocupan mientras ella está a cargo. Esto incluye guardar los juguetes en contenedores, cajas o cajones y poner los libros en los estantes. También puede ayudar a los niños a colocar su ropa sucia en el canasto correspondiente después del baño y organizar las piezas de los juegos y asegurarse de que están guardadas en las cajas apropiadas.

Desordenes misceláneos

A menos que le estés pagando extra a tu niñera, esperar que ella limpie desordenes que ya estaban antes de que ella llegara no es justo. Sin embargo, cualquier desorden repentino mientras esté, ella lo debería limpiar. Por ejemplo, si tu hijo pequeño se orina en la alfombra, la niñera deberá limpiarlo de inmediato. Si tu perro vomita en el tapete de la cocina, puedes esperar que ella se haga cargo, y no dejártelo a ti para que lo descubras cuando llegues a casa. Lo mismo aplica a las bebidas derramadas, manchas de manos sucias en la pared y lodo traído del patio trasero.

Quehaceres especiales

Algunas veces, los padres están dispuestos a pagar extra si la niñera los ayuda con quehaceres especiales en la casa. Esto puede hacerse si los niños se van a la cama y la niñera tiene un par de horas sola. Doblar la ropa, barrer y trapear los pisos, desempolvar y regar las plantas son algunos ejemplos que caen debajo de los quehaceres especiales. Se debe tener un buen acuerdo acerca de lo que te gustaría que hiciera tu niñera y de cuánto más puede ganar haciéndolo. De esta manera no tendrás a una niñera resentida que no querrá regresar.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez