¿Qué son mejores: las nueces o las almendras?

Escrito por Christine Kukka
Los frutos secos son alimentos saludables.

Los frutos secos son alimentos ricos en vitaminas, fibra, minerales, proteínas y grasas no saturadas. Por eso son considerados alimentos con propiedades cardioprotectoras. Según diversos estudios, el consumo de frutos secos ayuda a reducir el colesterol malo y a incrementar el colesterol bueno. También inciden en el control de los triglicéridos y contienen antioxidantes, que ayudan a disminuir el proceso de envejecimiento. Como poseen un alto componente de vitamina B, están indicados para combatir la fatiga y el estrés.

Virtudes de las almendras

Las almendras son ricas en vitamina E.

Las almendras, junto con las avellanas, son el fruto seco con mayor contenido de grasas monoinsaturadas. Se estima que un 70 % de los ácidos grasos presentes en las almendras corresponden al ácido oleico. También presentan una elevada concentración de vitamina E, responsable del control del envejecimiento y los procesos degenerativos. Su contenido en calcio contribuye a prevenir enfermedades como la osteoporosis. También inciden en la protección de problemas cardiovasculares y mejoran la circulación sanguínea. Son ideales durante el crecimiento.

Las almendras y la juventud

Con 50 gramos de almendras al día se cubre la necesidad de vitamina E en un adulto.

La elevada concentración de vitamina E en las almendras hace que sean uno de los alimentos preferidos para preservar la juventud. Se trata de un poderoso antioxidante que combate la acción de los llamados “radicales libres”. Un estudio del Instituto Americano de la Salud indica que la almendras son la fuente más recomendable para obtener vitamina E en su estado natural, llamada también alfa tocoferol. Consumir 50 gramos diarios de almendras cubre las necesidades de vitamina E.

Virtudes de las nueces

La nueces son el fruto seco más estudiado por los científicos.

Las nueces son el fruto seco más rico en ácido fólico y el más estudiado por todos los científicos. Contienen un elevado índice de grasas poliinsaturadas del tipo Omega 3, que no solamente protegen al organismo de las enfermedades coronarias, sino que también ayudan a mantener el peso. Por el alto contenido de antioxidantes y fitoesterol contribuyen a la prevención del cáncer de mama, o a controlarlo cuando se presenta, según un estudio de la Universidad Marshall, en Virginia Oeste.

Las nueces y la salud

Algunos estudios indican que las nueces sirven contra el cáncer.

Con base en una investigación de la Harvard School of Public Health, las nueces disminuyen en un 30 % el riesgo de contraer diabetes. En otro estudio de la escuela de medicina de Dartmouth en New Hampshire, se documentó que los pacientes con cáncer de vejiga que consumieron nueces redujeron su enfermedad, incluso si eran fumadores. Las nueces también son ricas en antioxidantes. Se estima que el consumo de una sola nuez del Brasil al día aporta beneficios notorios.

Las almendras Vs. las nueces

Una dieta sana debe incluir nueces y almendras.

Resulta prácticamente imposible determinar si son mejores las nueces o las almendras, a la hora de valorar los beneficios. Cada una de ellas realiza un aporte relevante para la salud. Todo depende de las necesidades individuales de quien vaya a consumirlas. Si tu propósito principal es obtener nutrientes para retener la juventud, nada mejor que las almendras. Si tu objetivo es proteger el sistema nervioso y luchar contra la enfermedad, las nueces son más completas. Ambas deberían estar en tu dieta.