Qué medicamentos se pueden utilizar como sustituto de la Metformina

Escrito por Matt Knouff
Pueden utilizarse otras medicaciones si ésta no trata adecuadamente tu diabetes tipo 2.

La Metmorfina es una medicación recetada que se utiliza para el tratamiento de la diabetes tipo 2 (no dependiente de la insulina). Pueden utilizarse otras medicaciones si ésta no trata adecuadamente tu diabetes tipo 2.

Tipos

Los tipos de medicamentos para tratar la diabetes tipo 2 incluyen los inhibidores dipeptidil peptidasa 4 como Onglyza y Januvia, el péptido similar al glucagón como Byetta, las meglitinidas como Prandin y Starlix, las sulfonilúreas como el Glucotrol, Amaryl y Glynase, las tiazolidinedionas como Avandia y Actos y los inhibidores de glucosidasa alfa como Precose y Glyset.

Función

Los inhibidores DPP-4, los agonistas GLP-1, las meglitinidas y las sulfonilúreas aumentan la producción de insulina, las tiazolidinedionas aumentan la efectividad de la insulina sin aumentar la producción de la misma y los inhibidores de glucosidasa alfa bloquean ciertas enzimas estomacales que hacen que el cuerpo sea más sensible a la insulina.

Administración

Byetta sólo está disponible en forma inyectable. Los otros tipos de medicamentos se toman vía oral.

Efectos secundarios

Las sulfonilúreas y las tiazolidedionas pueden causar un aumento de peso. Los inhibidores DPP-4 aumentan el riesgo de infecciones respiratorias. Consulta con el farmacéutico o tu médico para una lista más amplia sobre los efectos secundarios de cada medicación particular.

Acidosis láctica

La Metformina puede causar acidosis láctica, que es una afección causada por el aumento excesivo del ácido láctico en el cuerpo. Los síntomas de la acidosis láctica incluyen debilidad, cansancio, disminución del ritmo cardíaco, sensación de frío, dolor muscular, dificultad para respirar, dolor estomacal, mareos y desmayos. Otros tipos de medicamentos para la diabetes tipo 2 no están relacionados con el desarrollo de la acidosis láctica.

Cetoacidosis diabética

La Metformina está contraindicada en casos de cetoacidosis diabética, una enfermedad causada por la falta de insulina en el cuerpo. Los inhibidores DDP-4, los agonistas GLP-1, las meglitinidas y las sulfonilúreas deben considerarse en lugar de la Metformina en casos de cetoacidosis diabética, porque estos medicamentos aumentan la producción de insulina.