¿Qué causa la transpiración pegajosa?

Escrito por Jessica Roy
El sudor pegajoso puede ser vergonzoso.

El sudor o la transpiración con frecuencia te hace sentir pegajoso si sudas profusamente o dejas que el sudor se seque en tu piel. El sudor tiene sal y se mezcla con los aceites naturales en la superficie de tu piel, lo que causa una sensación pegajosa e incómoda cuando sudas mucho. La transpiración excesiva puede ser un efecto secundario de una condición médica.

La ciencia del sudor

El calor y el ejercicio son causas comunes del sudor.

La sudoración es la forma en que tu cuerpo se enfría a sí mismo. Tu cuerpo suda todo el tiempo. El sudor se mezcla con el sebo, o aceites naturales en tu piel, lo que puede hacerte sentir pegajoso. Cuando transpiras, liberas un líquido salado de tus glándulas sudoríparas. Puedes sudar más de lo normal como resultado del ejercicio, calor, fiebre, ciertas emociones (incluyendo ira y vergüenza) y como un efecto secundario de medicamentos y condiciones médicas como la menopausia. La sudoración también puede ser una respuesta al consumo excesivo de cafeína, alcohol o comida condimentada.

Causas médicas del sudor pegajoso

La menopausia puede causar sudoración excesiva.

Algunas condiciones médicas enumeran la sudoración excesiva como un efecto secundario. Algunos culpables posibles incluyen a la menopausia, una glándula tiroides demasiado activa, baja azúcar en la sangre, hiperhidrosis y abstinencia de ciertos narcóticos. La hiperhidrosis es una condición en donde tu cuerpo produce excesivo sudor, incluso cuando estás descansando o en temperaturas templadas. Ocurre con frecuencia en las axilas, manos y pies, y se conoce como hiperhidrosis focal o primaria.

Cómo prevenir el sudor pegajoso

Una ducha después de sudar evitará que te sientas pegajoso.

La mejor manera de evitar sentirse pegajoso después de sudar es tomar una ducha y lavar tu cara, cambiar tus ropas, beber abundante agua (la sudoración excesiva puede causar deshidratación), e irte a un lugar con una temperatura más fresca. Si sientes que tu cuerpo está produciendo sudor excesivo, platica con tu médico sobre obtener inyecciones de botox para detener la producción de tus glándulas sudoríparas. Tu doctor puede prescribir antitranspirantes fuertes con receta, medicamentos para prevenir la estimulación de las glándulas sudoríparas, o iontoforesis, una terapia que utiliza electricidad para "apagar" las glándulas sudoríparas. En casos serios, tu médico puede prescribir una simpatectomía torácica endoscópica, en donde los nervios que controlan la sudoración son cortados.