¿Qué carnes tienen vitamina K?

Escrito por Fiona Wilkinson
Las carnes procesadas contienen buenos niveles de vitamina K.
Salami hongrois image by Philippe SURMELY from Fotolia.com

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa que se encuentra en la naturaleza y que también se hace dentro del cuerpo. Fue descubierta en Dinamarca y se la llamó vitamina K por la palabra danesa "koagulation". La vitamina K ayuda a la coagulación de la sangre. A la fuente de alimento de la vitamina K, la filoquinona, se le llama vitamina K1 y puede ser encontrada en los vegetales de hojas verdes, en el hígado, carne, huevos y aceites de pescado. La vitamina K2 es producida por las bacterias intestinales y se le llama menaquinona. La vitamina K3, la menadiona, es sintéticamente producida y usada terapéuticamente para los que no toleran la vitamina K natural.

Fuentes de vitamina K

Las mejores fuentes de vitamina K son los vegetales de hojas verdes, como la col rizada y la espinaca, así como el brócoli y la lechuga. Se pueden encontrar pequeñas cantidades de esta vitamina en las carnes, incluyendo al hígado, res, pollo, cerdo, ganso, pato, avestruz, jamón, embutidos y carnes procesadas y curadas.

Carne y productos de res

La carne molida que tenga un 70% carne magra y 30% grasa, desmenuzada, cocinada y dorada con pan contiene 9,3 mcg por cada porción de 300g.

La carne de res sin hueso y con carne separable magra y con grasa que se reduce a 0'' grasa, cocinada o asada contiene 4,9 mcg por una porción de 300g.

El hígado de ternera cocinado y en estofado contiene 4,3 mcg por cada porción de 300g.

La carne de ternera cocinada y en estofado contiene 4,2 mcg por cada porción de 300 g.

Cerdo y salchichas

Las salchichas de cerdo frescas y cocinadas contienen 1,2 mcg por cada porción de 300g.

La pechuga de cerdo sin hueso, con carne magra y con grasa, cocinada y a la parrilla contiene 1,2 mcg por cada porción de 300 g.

Aves

Las pechugas de pollo cocinadas en un horno convencional contienen 13,5 mcg por cada porción de 300g.

La carne y piel de ganso domesticado asada contiene 15,3 mcg por cada porción de 300g.

La carne y piel de pato domesticado cocinada o asada contiene 15,3 mcg por cada porción de 300g.

El lomo de avestruz cocinado contiene 10,2 mcg por cada porción de 300g.

La carne de caza como el venado cocinada o a la parrilla contiene 4,2 mcg por cada porción de 300g.

Carnes procesadas

La carne de res curada y el pastrami contienen 2,1 mcg por cada porción de 300g.

El salami de res y cerdo cocinado contienen 9,6 mcg por cada porción de 300g.

Los bocadillos como la carne seca cortada y formada contienen 6,9 mcg por cada porción de 300 g.

Los embutidos de res en rodajas cortadas finamente contienen 1,2 mcg por cada porción de 300g.

Ladrones de vitamina K

La vitamina K es soluble en grasa y es estable al calor. El álcalis, los ácidos fuertes, la radiación y los agentes oxidantes pueden destruir la vitamina K. Un alto consumo de suplementos de vitamina E o calcio puede reducir la absorción de las propiedades de la vitamina K. Se almacena en pequeñas cantidades en el cuerpo. Los aceites y grasas rancias, la radiación y las comidas congeladas destruyen la vitamina K.