¿Qué alimentos naturales ayudan a producir colágeno en el cuerpo?

Escrito por Jill Andrews
La vitamina C, que se encuentra en el pomelo, ayuda en la producción de colágeno en el cuerpo.

Consumir una dieta balanceada y rica en nutrientes es importante para mantener sanos los tejidos corporales y las proteínas, tales como el colágeno. El colágeno es una proteína rígida que comprende el 30 por ciento del contenido de proteína de tu cuerpo. El colágeno ayuda a proporcionar la integridad estructural de los tendones, los huesos y los tejidos conectivos. Es importante para mantener la piel firme y sana. Ciertos alimentos pueden ayudar en la formación de colágeno en el cuerpo.

Alimentos ricos en lisina

Los alimentos ricos en lisina pueden ayudar a producir colágeno en el cuerpo, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland. Las fuentes de proteínas son especialmente ricas en este aminoácido esencial e incluyen las carnes roja, de aves, de cerdo, el bacalao, las sardinas, el queso parmesano y los huevos. Las fuentes vegetales de proteínas también pueden suministrar algo de lisina incluyendo productos de soja, legumbres, nueces y semillas.

Alimentos ricos en vitamina C

La vitamina C juega un papel importante en el mantenimiento de la estructura de tus tendones, ligamentos y huesos. Según el Instituto Linus Pauling, la vitamina C es necesaria para producir colágeno en el cuerpo. Las frutas y verduras son buenas fuentes de vitamina C. Una buena elección de frutas son las naranjas, fresas, tomates y pomelos. Buenas opciones de vegetales incluyen papas, brócoli y pimientos.

Alimentos ricos en proteínas

Las proteínas desempeñan muchos papeles importantes en tu cuerpo. Una importante función de la proteína es producir y reparar los tejidos. Medical News Today establece que el colágeno y la elastina son ejemplos de dos proteínas que dan fuerza y soporte a la piel, los huesos y los tendones. Las fuentes alimenticias de esta proteína pueden ser animales o plantas. Las fuentes de proteína basadas en animales son la carne roja, aves, productos lácteos y huevos. Las fuentes vegetales de proteínas incluyen legumbres, granos, nueces, semillas y productos de soja.