Punzadas en tus piernas después de una larga caminata

Sacudir los músculos de las piernas no es común después de tomar una larga caminata o de una sesión de ejercicio. Aunque los espasmos musculares pueden hacer que te preocupes de la salud de los músculos de tus piernas, en la mayoría de los casos, estas contracciones no indican un problema médico grave. Mantente hidratado y calienta por completo antes de salir a caminar, puede ayudar a reducir esos calambres molestos.

Identificación

Los espasmos se producen debido a pequeñas contracciones musculares involuntarias en los músculos de las piernas. El problema también puede ocurrir en un músculo servido por una sola fibra nerviosa. Cuando se producen los espasmos, puedes sentir una ligera sensación de tirón en la pierna y puedes ver los movimientos pequeños y rápidos en el músculo afectado. Otros síntomas pueden ocurrir en conjunto con espasmos, como una sensación de hormigueo en la pierna o movimientos involuntarios repentinos de los músculos.

Causas

Los espasmos pueden ocurrir debido a la fatiga muscular o como resultado de la reducción de los niveles de electrolitos. Los electrolitos, minerales con una carga eléctrica, son responsables de mantener los niveles de agua en tu cuerpo, manteniendo tu nivel de pH estable, el suministro de nutrientes a las células y la eliminación de productos de desecho de las células. Uno pierde electrolitos cuando suda y puedes notar que los espasmos o calambres ocurren con más frecuencia cuando se camina cuando el clima es cálido o húmedo. Los espasmos también pueden ocurrir si las células musculares son irritables después del ejercicio. Las sustancias químicas que actúan como señales de los nervios causa que el músculo deben ser recicladas, lo que puede tardar algún tiempo en completarse después del ejercicio, dice Joel Stager, profesor de kinesiología en la Universidad de Indiana en Bloomington, en el "Los Angeles Times". Los espasmos musculares pueden ser un síntoma de ciertos trastornos o enfermedades, incluyendo la fibromialgia, debilidad muscular, síndrome de piernas inquietas, daño a los nervios, lesión muscular, la distrofia muscular, atrofia de los músculos de la columna vertebral, o la esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig. Si la afección es grave o crónica, o si notas debilidad, pérdida de sensibilidad o debilidad en un músculo, consulta a tu médico.

Consideraciones

Las cosas que comes y bebes pueden contribuir a crispar los músculos. El consumo de grandes cantidades de cafeína o dejar de comer una dieta saludable y bien balanceada puede afectar a los músculos y causar espasmos. En algunos casos, los medicamentos que tomas para manejar condiciones médicas pueden causar espasmos. MedlinePlus informa que los espasmos pueden ocurrir como efecto secundario al usar diuréticos, corticosteroides o medicamentos que contienen estrógeno.

Prevención

La sustitución de electrolitos y líquidos perdidos durante la sudoración es un paso importante en la prevención de contracciones y espasmos musculares. Mientras que el agua te ayudará a reemplazar los líquidos perdidos, tendrás que beber bebidas deportivas o bebidas que contengan electrolitos para reponer los minerales agotados. El estiramiento antes de caminar o hacer ejercicio y mantener los músculos calientes mientras caminas también puede ayudar a reducir o prevenir espasmos. El masaje de una contracción muscular puede ser útil en la reducción de contracciones involuntarias. En casos severos, el médico puede recomendar que tomes un medicamento antiespasmódico para controlar los espasmos.

Más galerías de fotos



Escrito por jill leviticus | Traducido por daniel badillo