Puntos negros y poros tapados

Los puntos negros se desarrollan comúnmente en la cara y la espalda en dónde la producción de grasa e irritación puede llevar a tener los poros tapados. Los puntos negros se ven como mugre en la piel y no son atractivos y pueden llevar a tener poros infectados y enrojecimiento. Ellos pueden prevenirse con una limpieza cuidadosa y un uso informado de los productos faciales apropiados.

Descripción

Los puntos negros son una forma de acné llamados comedones abiertos. El exceso de aceite, mugre y células muertas pueden ser compactados en los poros y luego oxidarse, volviéndose negros. Ellos son comunes en las mejillas y el área de la nariz o la zona T, en donde la producción de aceite es mayor.

Diferencias

Los puntos negros difieren a lo que comúnmente se refieren con espinillas en que ellos son una etapa temprana del acné y las espinillas son ejemplos de la etapa avanzada. Los puntos negros están abiertos y no están inflamados así que aun no exhiben la infección que lleva a las pústulas, que son las marcas de las espinillas.

Causas

La actividad hormonal en aumento durante la pubertad, embarazo o mientras tomas ciertos medicamentos pueden resultar en una sobreproducción de aceite en los poros. Cuando mucho aceite y células muertas quedan atrapados en los poros forman un tapón. Los poros tapados y puntos negros también pueden resultar por el sobreuso del maquillaje, cremas y protector solar o por una limpieza inadecuada. Como la mugre y las células muertas se acumulan llenan los poros. En el otro extremo, una limpieza muy vigorosa puede estimular la sobreproducción de aceite, lo que también lleva a poros tapados y puntos negros.

Tratamiento

Los puntos negros pueden extraerse por un especialista en el cuidado de la piel o en casa con una cuidadosa esterilización. Las herramientas para la extracción especializada de comodones están disponibles para aplicar presión a la piel y sacar a los puntos negros sin dejar marcas o infecciones.

Prevención

Para combatir la acumulación de suciedad en la piel, la limpieza regular con un producto hecho para tu tipo de piel es necesaria. Usar un producto que es demasiado duro para tu piel puede irritarla y causar que produzca mucho aceite. Utiliza maquillaje y cremas que sean libres de aceites y no comedogénicos, y asegúrate de quitarte el maquillaje antes de dormir. Evita ropa que irrite tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por tricia ross | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez