¿Puedes utilizar bicarbonato de sodio para aliviar la comezón de la piel?

No es necesario que tengas una afección cutánea, como un eccema, para sufrir una comezón e irritación. Te puede picar la piel por varias razones, incluyendo una erupción, una picadura de insecto o un roce con la hiedra venenosa. Las cremas que se encuentran en las tiendas, que son para la comezón, podrían ayudar un poco, pero algunas contienen ingredientes que hacen que el problema empeore. Si deseas probar una solución más natural para detener la comezón, prepara una solución o pasta de bicarbonato de sodio. Úsala en los pies, la cara, las axilas y en todo el cuerpo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bicarbonato de sodio
  • Jugo de limón, opcional
  • Recipiente o tazón
  • Bolas de algodón

Instrucciones

  1. Llena una tina con agua tibia, y luego agrega 1/2 a 1 taza de bicarbonato de sodio al agua. Permite que el bicarbonato de sodio se disuelva. Sumérgete en el agua durante el tiempo deseado para calmar la comezón generalizada.

  2. Haz una pasta de una parte de bicarbonato de sodio y tres partes de agua. Mezcla bien. Frota la pasta en las zonas del cuerpo con comezón, como las zonas donde te picó un insecto o donde aparece la dermatitis del pañal, y luego deja que se seque. Enjuaga tu piel con agua tibia.

  3. Lávate la cara con tu limpiador habitual y agua. Combina 1 cucharadita de agua o jugo de limón con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, luego frota suavemente la pasta sobre la cara para calmar la comezón y ayudar a reducir el acné. Repite este proceso dos o tres veces a la semana.

  4. Llena un recipiente grande o un tazón con 1 litro de agua; a continuación, añade 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Sumerge tus pies en el agua durante 15 minutos para matar las bacterias que causan el olor. Empolva tus pies ligeramente con bicarbonato de sodio seco antes de ponerte los zapatos para evitar la comezón, el sudor y el olor.

  5. Sumerge una bola de algodón en el bicarbonato de sodio, luego frótala contra tus axilas limpias, usándola como desodorante natural. Pruébalo si tu anti-transpirante regular te irrita la piel.

  6. Mezcla una parte de bicarbonato de sodio con tres partes de agua. Vierte la mezcla sobre tu cabeza para limpiar tu cabello y aliviar la irritación en tu cuero cabelludo. Masajea el bicarbonato de sodio en el cuero cabelludo y el cabello, luego deja reposar durante un máximo de tres minutos. Enjuaga tu cabeza con agua tibia.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por gloria soto