¿Puedes solucionar el vértigo con ejercicios?

De acuerdo con Medical News Today, el vértigo es una condición en la que una perturbación en el oído interno y sus órganos de equilibrio te hacen creer que tu ambiente se está moviendo o girando, incluso aunque no haya movimiento real. Ya que el vértigo se relaciona con interrupciones sensoriales o de equilibrio, ciertos ejercicios pueden ayudar a la condición. Algunos de estos ejercicios pueden hacerte sentir mareado mientras los realizas, pero eso debería disminuir con el tiempo, ya que tu cuerpo se acostumbra a los ejercicios.

A mitad de la voltereta

La maniobra de media voltereta puede ayudar al mareo que viene con el vértigo. Para realizar este ejercicio, comienza en el piso sobre manos y pies. Mira hacia arriba, al techo, y baja tu cabeza hacia al piso, como si fueras a comenzar una voltereta. Manteniendo tu cabeza en el piso, gira tu cabeza hacia el lado donde el mareo es más prominente. Con tu cabeza aún en esa posición, levántala rápido al nivel de tu espalda. A continuación lentamente elévala por completo. Repite esto del lado opuesto llevando a cabo cinco de cada lado, para un total de 10.

Ejercicio girando la cabeza

Este ejercicio es conocido por redistribuir pequeñas partículas que pueden alterar el centro de equilibrio en tu oído, lo que ayuda a los mareos. Para realizar este ejercicio, comienza sentándote en el extremo de una superficie estable como una cama. Gira tu cabeza a la izquierda 45 grados, y rápidamente recuéstate sobre el lado derecho, con la cabeza sobre la cama. Cuando el mareo se detenga, lo que generalmente toma hasta 30 segundos, siéntate recto de nuevo. Repite esto del lado opuesto, girando tu cabeza a la derecha y recostándote del lado izquierdo, completando cinco con cada lado. Repite esto tres veces al día, por un total de 15 veces a cada lado.

De pie para equilibrio

El ejercicio Romberg trabaja para mejorar tu equilibrio. Para realizarlo, párate con una silla frente a ti y una pared detrás, usa cualquier para apoyarte si sientes que estás por caerte. A continuación, junta tus pies con los brazos hacia abajo a tus lados. Mantén esta postura por 30 segundos, realizándolo dos veces al día. Deberías intentar progresar eventualmente completando el ejercicio con tus ojos cerrados, incluso si te agarras a la silla o la pared en busca de apoyo.

Marchar

Marchar en el mismo lugar es otro ejercicio que funciona para mejorar tu equilibrio, lo que es útil si tienes vértigo. Este ejercicio también puede realizarse con una silla frente a ti y una pared detrás de ti, de forma que si sientes que estás por caerte, puedes usarlas para apoyo. comienza de pie con tus pies ligeramente separados y los brazos a los lados. Marcha en el mismo lugar levantando tus rodillas hacia el techo. Practícalo 20 veces, dos veces al día, para un comienzo útil; y eventualmente progresa a 30 veces, dos veces al día, con tus ojos cerrados.

Más galerías de fotos



Escrito por gabrielle furlong | Traducido por arcelia gutiérrez