¿Puedes remover los callos con jugo de limón?

Tus zapatos favoritos pueden llevar tu ropa a la cima de la montaña del estilo, pero si son demasiado apretados, podrías pagar el precio por la moda. Los zapatos que no ajustan bien estresan tus pies y pueden causar un callo o una acumulación de piel gruesa y dura. Los callos generalmente no duelen, pero si la acumulación de la piel se vuelve muy espesa, esos montículos duros pueden llegar a ser dolorosos. Si deseas tratar tu callo naturalmente, intenta empaparlo con jugo de limón, el zumo ácido ablanda los callos, lo que te permite pulirlos suavemente con una piedra pómez.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Un recipiente grande o tina
  • Jabón suave
  • Toalla
  • Bandas adhesivas
  • Jugo de limón
  • Bolas de algodón
  • Aceite de árbol de té
  • Piedra pómez

Instrucciones

  1. Llena un recipiente grande o tina con agua tibia. Agrega gotas de jabón suave al agua corriente.

  2. Remoja tu pie calloso en agua jabonosa por 10 a 15 minutos, seca tu piel con una toalla.

  3. Remoja el relleno de gasa de un vendaje adhesivo con una pequeña cantidad de jugo de limón. Si no tienes jugo de limón fresco, el jugo embotellado funciona igual.

  4. Cubre el callo con la bandita mojada en jugo de limón. Presiona con firmeza para que la bandita se pegue a tu pie.

  5. Levanta el vendaje pocas horas después de ponértelo. Remoja un algodón con aceite de árbol de té, a continuación, aplica aceite al callo. Presiona el vendaje. Repite esta aplicación de aceite de árbol de té dos a tres veces por día.

  6. Reemplaza la venda por una nueva cada día. Aplica unas gotas de jugo de limón a cada vendaje antes de ponértelo. Sigue haciendo esto hasta que el callo se haya suavizado.

  7. Frota el callo suavemente con una piedra pómez, una vez que el callo se haya suavizado. Usa pequeños movimientos circulares para pulir la piel áspera. Si el callo no sale completamente, puede ser que tengas que suavizarlo más. Aplica otro vendaje empapado de zumo de limón y trata de eliminar el callo de nuevo al día siguiente.

Consejos y advertencias

  • Las farmacias venden cremas medicadas que pueden disolver los callos. El aceite de semillas de lino y aloe pueden suavizar los callos.
  • Bajo ninguna circunstancia intentes remover el callo con una navaja u objeto afilado. Esto puede causar un daño serio.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa king | Traducido por verónica sánchez fang