¿Puedes probarte en equipos deportivos universitarios?

Probarte para un equipo deportivo puede ser una algo positivo que puede enriquecer la experiencia universitaria de un estudiante. En la mayoría de los casos, lo mejor es hacer averiguaciones con el departamento de deportes para poder probar para un equipo en particular cuando no te han contratado para jugar. Es posible que te den la oportunidad de formar parte del equipo en un deporte, pero no en otro.

Deportes universitarios más populares

Puede ser muy difícil obtener una oportunidad de mostrar tus habilidades para una universidad. Si no has sido reclutado y no eres un jugador becado, pero quieres participar en un deporte importante como fútbol, baloncesto o béisbol, necesitas hablar con el entrenador antes de presentarte. Por ejemplo, si jugaste al fútbol en la escuela secundaria y tienes el sueño de jugar fútbol americano universitario para una escuela que te dé la posibilidad de ser elegible para jugar por el campeonato nacional, tendrás que convencer a los entrenadores de que eres digno de presentarte a la práctica. Organiza una reunión y ve equipado con una cinta de video de tus juegos de la secundaria y una carta de recomendación de un entrenador. Esto podría conseguirte consideración, pero dependerá del entrenador si tienes la posibilidad de presentarte. Incluso si has jugado antes, podrías tener una oportunidad única para formar parte del escuadrón de prácticas del equipo y muy pocas posibilidades de jugar en los partidos.

Deportes que no generan ganancias

El fútbol americano, ​​baloncesto y el béisbol son considerados los deportes que producen ingresos. Otros deportes como el golf, tenis, fútbol y voleibol ofrecen becas, pero también pueden ofrecerles a otros atletas una oportunidad legítima de formar parte del equipo al tomar una prueba. Por ejemplo, si eres un jugador de golf y tienes capacidad, puedes formar un equipo con una gran actuación en las pruebas y luego ganar una beca total o parcial, de acuerdo con College Scholarships.org.

No-División 1

Si vas a una escuela que no es de la división 1, tendrás la oportunidad de probar y puedes llegar a ganar una beca parcial o subvención. De acuerdo con College Athletic Scholarships.net, las universidades de la División III y NAIA tienen dinero para becas disponible. El número de atletas de la División III casi se duplicó entre 1982 y 1987. Los equipos universitarios pequeños tienen más jugadores en sus plantillas que los grandes. Lindsey Wilson, un programa de la NAIA en Kentucky, tenía 33 jugadores en la lista de baloncesto de hombres en 2011. Eso es más del doble de lo que la mayoría de los programas de la División 1 tiene.

Walk-Ons exitosos

De vez en cuando, un jugador puede pasar de la de ser un walk-on que tiene éxito en una prueba a ser uno de los mejores jugadores en el partido. Este fue el caso de Clay Matthews, quien se incorporó en la USC, ganó un lugar en el equipo y, finalmente, fue seleccionado por los Packers de Green Bay, donde se convirtió en uno de los jugadores más productivos. El seguridad Jim Leonhard era un walk-on en Wisconsin que se destacó en la secundaria y se incorporó a los Jets de Nueva York como agente libre. Se convirtió en titular de los Jets.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por mariela rebelo