¿Puedes ponerte en forma en una semana?

Las sesiones regulares de ejercicio mejoran tu condición física en general, bajan tu peso corporal y disminuyen el riesgo de enfermedades. Tan poco como 150 minutos de ejercicio de moderada a alta intensidad a la semana pueden causar cambios modestos a tu cuerpo, de acuerdo con el American College of Sports Medicine. Mientras puedes notar algunos cambios en tu peso, condición cardiovascular y fuerza en una semana, los resultados son sutiles, no dramáticos. Ponerte en forma requiere consistencia durante un período de tiempo.

Recomendaciones para la pérdida de peso

Se aconseja la pérdida de peso lenta en vez de rápida debido a que es más sostenible y segura para tu cuerpo. Apunta a perder de una a dos libras cada semana al reducir tu ingesta de alimento y aumentar la cantidad de ejercicio que realizas. Algunas semanas puedes perder más que otras. Un estudio publicado en 2006 en "The Journal of Applied Research" encontró que después de una semana con una dieta de 1.200 calorías y seis días de ejercicio, los participantes perdieron alrededor de 5,3 libras con un margen de más o menos 1,5 libras. Sin embargo, el consumo de sólo 1.200 calorías puede no ser factible para ti. En su lugar, recorta de 250 a 500 calorías al día.

Condición cardiovascular

Puedes empezar a ver mejoras en tu condición cardiovascular en una semana también. El mismo estudio revisó la frecuencia cardíaca en reposo y presión sanguínea antes y después de una semana de ejercicio. Durante esa semana, los participantes hicieron ejercicio seis días. Su ritmo cardiaco disminuyó alrededor de seis a siete latidos por minuto, mostrando una mejora en la fuerza cardíaca. La presión sanguínea bajó también, otra mejora que ayuda a reducir las probabilidades de padecer alguna enfermedad cardíaca. Sin embargo, necesitas seguir ejercitando más de una semana para ver resultados continuos y mantener tu condición física.

Condición muscular

Los cambios en la fuerza de los músculos en las primeras semanas del entrenamiento son adaptaciones neurales al entrenamiento más que adaptaciones musculares, de acuerdo con la National Strength and Conditioning Association. Esto significa que tu cerebro y cuerpo están conectándose y aprendiendo los movimientos que quieres que tu cuerpo realice durante el entrenamiento de resistencia. Los resultados en tu sistema muscular variarán según la frecuencia, intensidad y genética. Entrena de dos a tres veces por semana, realizando al menos un ejercicio por grupo muscular. Realiza una serie de ocho a 12 repeticiones con un peso desafiante.

Consideraciones

Los cambios que notas en tu condición física y peso corporal después de una semana de dieta y ejercicio pueden no ser suficientes para que estés en forma. Depende de tus metas y de tu condición actual. Si quieres ver mayores mejoras, es posible. Si tienes mucho sobrepeso y no te ejercitas, puede tomar más tiempo. Apégate a el ejercicio y a una alimentación sana para obtener los mayores beneficios para tu salud, apariencia y condición física.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany kochan | Traducido por arcelia gutiérrez