¿Puedes poner la loción Kalo en tus cejas?

Mantener las cejas bien cuidadas puede ser algo complicado. Determinar simplemente el mejor método para lograr hermosas cejas puede resultar difícil. Con las opciones tradicionales, como usar cera, enhebrar, afeitar y la depilación con pinzas, es posible que encuentres que tu método favorito sea a través de ensayo y error. A diferencia de las partes del cuerpo más grandes que pueden manejar depilatorios y otras cremas de depilación, la cara es una zona más sensible y puede no poder soportar tales productos químicos agresivos. Una posible opción para mantener las cejas domesticadas es la loción Kalo.

¿Qué es la loción Kalo?

La loción Kalo es un producto inhibidor del pelo creado por Nisim International, una empresa de fabricación y distribución de Ontario que se especializa en dichas soluciones. Creada en 1997, esta se vende como una alternativa o ayuda a otras soluciones del pelo de venta libre, como Nair, Veet y varias marcas de cremas y ceras de afeitar.

La loción Kalo post depilación

El producto Kalo más adecuado para las cejas es la loción Kalo post depilación. Esta es mejor para zonas sensibles como la cara y los genitales, en comparación con Kalo post depilación en atomizador. El atomizador es más conveniente para las áreas más grandes, tales como las piernas, los brazos o la espalda.

Aplicación

La loción Kalo se utiliza después que el pelo de la ceja ya se ha eliminado -desde la raíz- por otro método, preferentemente con pinza o cera. La loción se debe aplicar tres veces durante el mismo día en el que el cabello se haya eliminado. Se deben realizar tres aplicaciones más al día siguiente para asegurar un tratamiento adecuado.

Resultados

La loción Kalo no elimina el pelo, sino más bien que puede disminuir con el tiempo la cantidad de crecimiento. Una diferencia notable en el crecimiento del pelo puede verse después de dos a tres sesiones de depilación y con el uso continuado de la loción. Sin embargo, los resultados varían de una persona a otra.

Más galerías de fotos



Escrito por maria pitts roberts | Traducido por walter f. stocco