¿Puedes bajar de peso haciendo ejercicio durante el embarazo?

El embarazo suele ser un momento de felicidad plena en la vida de una mujer. A pesar de esta alegría, quizás te preocupe aumentar mucho de peso durante el embarazo. Si tenías sobrepeso antes de quedar embarazada, quizás cuentes con una motivación especial para controlar el aumento de peso y tener un embarazo saludable. Existen muchos ejercicios que te pueden resultar útiles durante el embarazo.

Aumento de peso durante el embarazo

Habla con el obstetra sobre tu peso pero, en general, si tienes un peso normal se recomienda aumentar entre 25 y 37 libras durante el embarazo. Si tienes sobrepeso al quedar embarazada, el aumento de peso recomendado es de 15 a 25 libras, a menos que tu médico te indique lo contrario. Sólo parte de este aumento de peso es tejido graso. El bebé pesa unas 8 libras, la placenta pesará 2 y tu cuerpo retendrá hasta 6 libras de líquidos adicionales.

Ejercicios seguros

Existen una variedad de ejercicios para las embarazadas. El más sencillo es caminar, pero entre otras actividades se incluyen el ejercicio aeróbico, la natación, el ciclismo, el yoga y el método Pilates. Las mujeres que eran corredoras antes de quedar embarazadas pueden seguir haciéndolo hasta comienzos del tercer trimestre. Según la American Pregnancy Association, el ejercicio seguro no aumenta el riesgo de abortos espontáneos.

Beneficios

El ejercicio puede fortalecer los músculos posturales que soportan el peso adicional del bebé. Además, el ejercicio puede mejorar la resistencia cardiovascular, algo que valorarás durante el tercer trimestre cuando las tareas de la vida cotidiana demanden más esfuerzo. Además, te sentirás y lucirás mejor si haces ejercicio. Y lo más importante, realizar ejercicio seguro durante el embarazo disminuye el riesgo de preeclampsia y de diabetes gestacional.

Riesgos

El embarazo trae aparejados ciertos riesgos. Si experimentas contracciones tempranas, hemorragias vaginales o presión arterial alta inducida por el embarazo, quizás debas reducir el ejercicio. Evita los deportes de contacto, el buceo (scuba diving) y el ejercicio a grandes altitudes. El calor excesivo no es bueno para el bebé, así que no hagas ejercicios con temperaturas altas. En el tercer trimestre, evita las actividades que impliquen recostarte sobre tu espalda, ya que esto aumenta el flujo sanguíneo hacia el feto.

Descenso de peso

El U.S. Department of Health and Human Services establece claramente que "es normal que las mujeres aumenten de peso durante el embarazo". El objetivo del ejercicio durante este período es mantener el nivel de aptitud física actual y reducir el aumento de peso. La motivación para realizar actividades debe ser mejorar tu salud y la del bebé y no bajar de peso. Consulta a un médico antes de realizar ejercicio durante el embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mccollum | Traducido por valeria d'ambrosio