¿Puedes perder pulgadas pero no libras?

Te estás ejercitando más y tu ropa te queda mejor, pero no estás perdiendo peso. Es posible tonificar tus músculos y perder pulgadas pero no libras. Sin embargo, si estás tratando de bajar de peso y parece que no lo logras, la clase de ejercicios que estás haciendo, así como tu dieta, pueden ser los culpables. Habla con un médico para re-evaluar tu dieta y plan de ejercicios de manera que puedas perder esas libras que no quieres.

Construyendo músculos

Cuando comienzas a hacer ejercicios de fuerza regularmente, tus músculos crecen, y hasta puede ser que aumentes de peso. El tejido de los músculos pesa más que los tejidos grasos, así que posiblemente pierdas pulgadas mientras te tonificas pero no pierdas libras. Puede ser que hayas ganado más músculo mientras pierdes grasa. Tu cuerpo estará más tonificado y esbelto y la composición general de tu cuerpo con freceuncia es el mejor indicativo de tu salud en lugar de serlo tu peso.

Peso sano

Una meseta de la pérdida de peso ocurre cuando dejas de perder libras a pesar del hecho de que no hayas hecho cambios en tu dieta o a la rutina de ejercicios. Puedes, sin embargo, continuar perdiendo pulgadas a medida que aumenta tu masa de músculos, aunque tu peso se mantenga igual. Si todavía no has llegado a un peso sano y necesitas seguir perdiendo libras, consulta a tu médico para que te aconseje. Para continuar perdiendo pulgadas, continúa haciendo los ejercicios que tonifican tu cuerpo y te mantienen delgada.

Factores dietarios

Puedes perder ambas cosas, pulgadas y peso, solamente con los ejercicios, pero para eso necesitas gastar más calorías de las que consumes. Necesitarás eliminar 3.500 calorías para perder 1 libra de grasa. Empieza a prestarle atención a lo que comes cada día, y anótalo en un diario de comida. Una vez que sepas cuánto estás comiendo, podrás hacer los cambios necesarios para cortar las calorías y deshacerte de las libras.

Consideraciones adicionales

A medida que tus músculos crecen y se ponen más fuertes, necesitarás ejercitarte más o con mayor intensidad para seguir perdiendo pulgadas y libras. Puedes trabajar 10 minutos más cada día o comenzar a levantar pesas más pesadas y también le puedes agregar algunas elevaciones a tus corridas de la mañana o comenzar a tomar una clase de Pilates en lugar de usar pesas libres. Mantén el desafío para tus músculos de manera que puedas seguir tonificándolos y construyéndolos.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por adriana de marco