¿Puedes obtener un estómago plano por estirar?

Tienes cuatro músculos abdominales entre tu caja torácica y pelvis. Tus oblicuos internos y externos corren junto a tu torso y ayudan a girar y a inclinarte hacia adelante. Tu recto abdominal, el músculo superficial junto a tu frente, ayuda a inclinarse hacia adelante y meter el estómago para adentro. El músculo más profundo, tu abdominal transverso, afecta tu postura y fortalece tu centro. Para aplanar el estómago, estira estos músculos con estiramientos suaves de yoga según lo recomienda el Consejo Americano del Ejercicio.

Entra en calor

Para entrar en calor, comienza en posición de gato o vaca sobre tus manos y rodillas; esto te conecta con tu respiración y afloja tu columna. Luego, practica equilibrio y tonifica tu centro al elevar tu brazo y pierna opuestos. Para evitar caerte, mete tu estómago para adentro para activar tus músculos centrales, mete tus dedos debajo del pie de apoyo y estíralos en tu pie elevado.

Doblarse de costado

Alarga tus músculos oblicuos al doblarte lado a lado. Mantén el abdominal transverso en funcionamiento al meter el ombligo para adentro de tu columna para este y todos los ejercicios. Mantén una distribución igual de peso entre ambos pies mientras te doblas de lado. Concéntrate en levantar más hacia arriba que hacia afuera para que alargues ambos lados al mismo tiempo.

Posición de tabla

Comienza en posición de perro mirando hacia abajo para obtener un estiramiento general de tus piernas, brazos y columna. Lleva tus hombros hacia adelante en posición de tabla. Mueve tu coxis hacia abajo y atrás, y estira el resto de tu columna hacia adelante. Concéntrate en relajar tus hombros para abrir tu pecho y levantar tu panza, pelvis y la parte interna del muslo. Tu cuerpo puede comenzar a temblar, lo que significa que tus músculos están trabajando. Sostén esta posición por algunas respiraciones antes de exhalar y volver a la posición inicial.

Doblarse hacia atrás

Las posiciones de cobra y loto, ambas hechas mientras te recuestas sobre tu estómago, alargan tu columna y los cuatro músculos abdominales para un estiramiento saludable que fortalezca tu espalda y abra tu pecho. La posición de puente, hecha sobre tu espalda y con tu pelvis elevada del piso, estira y fortalece tus músculos abdominales.

Giros

El giro de recline fortalece y tonifica los músculos abdominales. Mantén tu columna neutral y usa tu respiración mientras mueves tus piernas de lado a lado.

Posición de niño

Relájate en posición de niño para estirar tus músculos abdominales, masajear tus órganos para mejorar la circulación y aliviar el estrés, que se puede sumar a la grasa de la panza.

Consideraciones

Deja de practicar y consulta con un médico si sientes un dolor antinatural mientras haces estos ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por lautaro rubertone