¿Qué puedes hacer por un niño que tiene un dolor de muelas?

El cuidado dental apropiado debe comenzar antes de que a un niño incluso le salga su primer diente para prevenir las caries y enfermedades de las encías, de acuerdo con KidsHealth. El cuidado dental apropiado debe incluir el cepillado correcto, el uso de hilo dental y las visitas regulares al dentista. Cuando un niño tiene un problema dental, a veces puede causarle un dolor de muelas doloroso, que debe ser tratado.

¿Qué es un dolor de muelas?

Un dolor de muelas, también conocido como pulpitis, es una molestia o dolor que se siente en el diente de un niño, de acuerdo con HealthyChildren.org. Esto es resultado de una inflamación de la pulpa, que se encuentra en el interior del diente. Los dolores de muelas, que pueden o no estar relacionados con una lesión, pueden ser dolorosos para un niño y deben ser tratados.

Los síntomas de un problema dental

Los síntomas o signos de un dolor de muelas en un niño pueden incluir: un diente que es doloroso al tacto, dolor punzante y constante en el diente, dolor en la mandíbula donde éste se encuentra, malestar general, fiebre, o dolor intenso al comer o beber algo caliente o frío, según el Hospital de Niños de St. Louis.

¿Qué lo está causando?

Muchas causas pueden dar lugar a un dolor de muelas, como la comida que se ha metido entre dos dientes, dice HealthyChildren.org. Una cavidad que se ha formado en el diente es a menudo la causa de dolor de muelas, de acuerdo con el centro médico de la Universidad de Rochester. Cuando los niños comen alimentos con almidones o azúcares, las bacterias en la boca se alimentan de ellos, lo que a su vez genera un ácido que puede entrar a través de un diente, creando una cavidad.

¿Qué debo hacer?

A la primera señal de un dolor de muelas, se recomienda llamar al dentista de tu hijo para programar una cita de inmediato. En el ínterin, mientras esperas para la cita, puedes hacer algunas cosas en casa para ayudar con el dolor. Usa hilo alrededor del diente doloroso para asegurar que nada se alojó allí. Aplica una compresa fría en la mandíbula durante 20 minutos y administra un analgésico de venta libre para aliviar el dolor, recomienda la fundación de investigación del Hospital de Niños de Seattle. Al llegar al dentista, el tratamiento puede incluir antibióticos, extracción de dientes o drenaje de un absceso, en función del diagnóstico, de acuerdo con el Hospital de Niños de St. Louis.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por natalia pérez