¿Puedes usar tu monitor cardíaco todo el día para ver cuántas calorías quemas?

Un monitor de frecuencia cardíaca mide señales eléctricas desde el corazón y usa esa información además de la información que ingresas (como edad, género, altura y peso) para calcular cuántas calorías quemas. Hay dos tipos de monitores de la frecuencia cardíaca. Un monitor estilo reloj requiere que toques tu dedo en un área especial para calcular la frecuencia cardíaca. Muchas personas usan este tipo de monitor de la frecuencia cardíaca para permanecer dentro de una meta de ritmo cardíaco para maximizar sus objetivos de aptitud física, pero no ofrece información de la frecuencia constante. Un monitor estilo correa en el pecho envía información a un reloj para una rápida retroalimentación, pero no requiere una pulsación del dedo. Puede recibir información todo el tiempo, por lo que puedes usarlo para hacer un seguimiento de tu frecuencia cardíaca todo el día.

Usar un monitor de la frecuencia cardíaca todo el día

Puedes usar un monitor de la frecuencia cardíaca de correa en el pecho todo el día para seguir un gasto calórico estimado en base a tu ritmo cardíaco. Así estés mirando televisión, comprando en el supermercado o en el gimnasio, mantendrá un seguimiento de tu frecuencia cardíaca y te permitirá saber cuántas calorías estás quemando. Si bien probablemente no es práctico usar un monitor de frecuencia cardíaca todo el día, todos los días, usarlo ocasionalmente podría darte una buena idea de cuántas calorías estás quemando, pero esto es sólo un estimado; los distintos monitores tienen diferentes niveles de exactitud. Si tu objetivo es la pérdida o el aumento de peso, también necesitas mantener un seguimiento de cuánto comes para tener una idea de tu aumento o déficil calórico general.

Más galerías de fotos



Escrito por paige johansen | Traducido por paula ximena cassiraga