¿Puedes librarte de la grasa que se encuentra encima de la clavícula?

El exceso de grasa en el cuello suele asociarse con un exceso de grasa en el resto del cuerpo. Para librarte de la grasa que se encuentra por encima de tu clavícula, debes disminuir la grasa del cuerpo en general, ya que no es posible reducirla en un lugar en particular. La manera más saludable y eficiente de lograr esto es combinar una dieta sana con ejercicio cardiovascular y ejercicios de entrenamiento de fuerza que se enfoquen en los músculos trapecio y esternocleidomastoideo que se encuentran encima de tu clavícula.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Pesa
  • Juego de mancuernas (dumbbell)
  • Haltera (barbell)

Instrucciones

  1. Haz ejercicios cardiovasculares, como correr.

    Realiza ejercicio cardiovascular. Esta es una excelente manera de crear un déficit calórico, lo cual lleva a perder grasa. Escoge ejercicios que requieran repetitivos movimientos de los músculos grandes, como correr, nadar, caminar velozmente o hacer ciclismo y remo en interiores. Centers for Disease Control aconseja dedicar entre 150 y 300 minutos por semana para hacer actividades aeróbicas de intensidad moderada, o entre 75 y 150 minutos por semana de ejercicio vigoroso. American College of Sports Medicine (ACSM) recomienda que los adultos con sobrepeso hagan al menos 45 minutos de ejercicio por día para facilitar la pérdida de peso y evitar volver a ganarlo.

  2. Algunos ejercicios de entrenamiento de peso pueden ser beneficiosos.

    Realiza flexiones de cuello con peso para trabajar tus músculos esternocleidomastoideos. Recuéstate boca arriba sobre un banco de ejercicios horizontal con la parte superior de tus hombros sobre el banco y tu cabeza y cuello colgando hacia abajo. Coloca una pequeña pesa sobre tu frente, sosteniéndola en su lugar con tus manos. Comienza con tu cabeza hacia atrás y hacia abajo. Luego, lentamente levanta tu cabeza tanto como puedas usando sólo los músculos de tu cuello. Baja cuidadosamente hasta la posición inicial. Comienza con una libra y, si te sientes cómodo, aumenta el peso hasta 2.5 libras. Si la presión es demasiada, reduce el peso. Es mejor hacer más repeticiones con menos peso.

  3. Puedes realizar encogimientos de hombros.

    Trabaja tus músculos trapecios con encogimientos de hombros. Párate con tus piernas ligeramente separadas, la cabeza derecha y los hombros relajados a tus lados, sosteniendo una mancuerna en cada mano. Encoge tus hombros hacia arriba tanto como puedas. Detente en la parte superior del movimiento, apretando los músculos de tus hombros. Relájalos cuidadosamente. Realiza tres series de ocho a 12 repeticiones.

  4. Usa un juego de mancuernas para hacer remos verticales.

    Usa remos verticales para focalizarte en tus músculos trapecios. Párate con tus piernas ligeramente separadas y tu espalda recta. Toma una mancuerna con un agarre en pronación del ancho de tus manos o ligeramente más ancho. Inhala y levanta la mancuerna por el frente de tu cuerpo hasta tu mentón, levantando tus hombros tanto como puedas. Exhala y baja la mancuerna de manera controlada. Realiza tres series de ocho a 12 repeticiones.

  5. Ten una dieta saludable y balanceada.

    Fortifica tu dieta con alimentos frescos y muy nutritivos, como vegetales, frutas, nueces, harinas integrales, cortes magros de carne y productos lácteos bajos en grasas. Evita los alimentos procesados, de panadería, los que sean altos en azúcares y los fritos. Bebe mucha agua todos los días, idealmente entre dos y tres litros. Para perder una libra por semana debes reducir tu consumo de calorías en 500 calorías por día.

Consejos y advertencias

  • Consulta con tu médico antes de comenzar un nuevo programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por azul benito