¿Puedes jugar fútbol si te rompiste la fíbula?

Como un deporte de contacto atléticamente exigente, no es recomendable que continúes jugando fútbol con una fractura en la fíbula. Localizada en la parte externa de la pierna baja, la fíbula es la más pequeña de las dos tibias. Aunque los requisitos físicos varían con las posiciones, en general el jugador de fútbol necesita ser capaz de moverse sin el impedimento de una herida seria o potencialmente seria.

Tipos de fracturas

Principalmente, existen dos tipos principales de fracturas que ocurren en la fíbula: por estrés y aguda. Una fractura por estrés es una herida por sobrecarga que tiende a acumularse lentamente y causa fracturas microscópicas. Una fractura aguda es usualmente el resultado de un trauma repentino y causa la ruptura del hueso. Movimientos repetitivos combinado con un entrenamiento vigoroso pueden causar fracturas por estrés en la fíbula de los jugadores. El tratamiento usualmente consiste en descansar de seis a ocho semanas, para permitir que la fractura sane.

Excepciones

Durante los Juegos Olímpicos en Londres del 2012, el atleta de Estados Unidos Manteo Mitchell sufrió una fractura por estrés en su fíbula y continuó compitiendo. Su decisión de hacer esto fue una excepción; continuar poniendo presión en una fractura puede causar que el hueso se rompa completamente. Consulta con tu médico para determinar la mejor manera de cuidar tu fractura de fíbula.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por karly silva