¿Puedes ingerir clavos de olor durante el embarazo?

Los clavos de olor son una especie común utilizada frecuentemente en productos horneados y postres. Aunque debes de ser precavida al preparar tu dieta durante el embarazo, los clavos de olor en forma de especie son seguros durante el embarazo, según MedilinePlus. El aceite de clavo y los suplementos de clavo, sin embargo, no lo son. Siempre pregunta a tu obstetra antes de agregar cualquier cosa a tu dieta de embarazada, incluyendo cosas que pudieran parecer seguras o inocentes.

Son usualmente seguros


Los clavos de olor se utilizan en cocina para darle sabor a algunos alimentos.

En forma de especie, los clavos de olor son seguros para usar mientras estás embarazada. Puedes utilizarlos seguramente espolvoreándolos en una receta o algunos alimentos como avena cocida o puré de manzana. Según MedilinePlus, los clavos de olor son seguros, siempre y cuando se utilicen en forma de alimento y en dosis adecuadas para su consumo. Aunque no hay un uso específico para los clavos en relación con el embarazo, es común usarlos para dolores de dientes, tos y resfriado común, según se señala en Drugs.com. Sin embargo, no uses los clavos de olor para estos propósitos durante el embarazo, pues normalmente se requiere más que la pequeña cantidad que utilizarías para agregar sabor a tus alimentos.

Obtienes todo esto

Cuando espolvoreas clavo de olor en tu comida o lo usas en una receta, obtienes pequeñas cantidades de ciertos nutrientes que son esenciales para un embarazo saludable. Una cucharadita de clavo de olor proporciona una pequeña cantidad de hierro, que es crucial para la formación de sangre y puede reducir el riesgo de bajo peso y alumbramiento prematuro, indica la American Pregnancy Association. La misma cucharadita de clavo de olor te da pequeñas cantidades de vitamina E para la formación adecuada de músculo y calcio para la formación de huesos y dientes.

Creatividad con clavos de olor

Los clavos de olor son una especie robusta que añade una explosión de sabor a la comida, y puedes agregarlos en forma segura a una variedad de alimentos que has incluido en tu dieta de embarazo. Espolvorea clavo de olor molido en los panques y panes caseros. Agrega un sabor único al estofado de res o sopa de pollo con tallarines agregando una pequeña cantidad de clavo de olor. Pon un poco de clavo de olor molido sobre tu bebida caliente favorita como té, chocolate o café para mejorar el sabor. Incluye clavos de olor en las marinadas para carne a la parrilla y vegetales, también.

Aléjate lentamente

Aunque pequeñas cantidades de clavo de olor en forma de alimento son perfectamente seguras, los suplementos de clavo y aceite de clavo de olor no lo son. Aunque técnicamente no son alimento, los ingieres, lo que puede causar daño potencial a tu bebé no nacido. El aceite de clavo no debe ser usado en la piel tampoco. Según Pregnancy.org tampoco deberías de usar clavo de olor durante el embarazo pues es una estimulante uterino, lo que significa que podría causar que tu útero se contraiga antes de que sea tiempo para que nazca el bebé. El Dr. Michael C. Lu, autor de "Get Ready to Get Pregnant" (Prepárate para embarazarte), reporta que el aceite de clavo puede causar muerte celular. Esto puede interferir con el desarrollo normal de tu bebé. Pregunta siempre a tu obstetra antes de usar suplementos de clavo de olor por razones medicinales, ya que no están regulados por el Food and Drug Administration y generalmente exceden la cantidad que utilizarías en una receta.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por iliana koster