¿Puedes hervir la leche de coco para preparar una bebida al vapor?

Hay muchas sustancias similares a la leche que se elaboran a base de frutos secos y otros alimentos, cada uno tiene características diferentes. Una de las bebidas más versátiles es la leche de coco, ya que es un alimento básico que se usa en la cocina de muchos países tropicales de todo el mundo. De manera similar a la verdadera, la de coco se separa en "leche" una sustancia delgada; y la "crema" un extracto más denso. Ambas pueden mezclarse entre sí o utilizarse por separado. Al igual que la leche verdadera, la de coco también tolera el calor y puede hervirse o calentarse al vapor para diversos fines.

Elaborar la leche de coco

La leche de coco no es el líquido transparente que se encuentra dentro del coco, a éste se le llama agua de coco. La leche se elabora remojando en agua el coco rallado, preparación que debe hervir durante un período de hasta dos horas. Varias grasas, proteínas y sólidos se van a disolver en el agua, los cuales le darán a la mezcla un rico sabor y una apariencia blanca. Para separar la leche de la pulpa de coco debes usar un paño. Después, debes exprimirlo hasta que escurra la máxima humedad posible y sólo quede la pulpa. Las rica grasas se verán convertidas en "crema" que subirán a la superficie, una vez que la dejes reposar.

Calentar la leche de coco

La leche de coco es un alimento rico, que contiene casi el 20% de peso en grasa, según las cifras ofrecidas por USDA. Como crema de leche soportará la cocción y el calor del hervor, lo que provocará que la mezcla se sienta cada vez más concentrada, debido a que el agua se evaporará de la misma. En las cocinas hindúes y tailandesas, la crema de coco se utiliza para suavizar el fuerte sabor del picante y hacer las comidas más agradables al paladar. La leche de coco no se "rompe", ni se cuaja al calentarse, por lo que es un ingrediente para salsas muy apreciado. La misma característica la convierte en una candidata para bebidas calientes.

Vaporizar las bebidas

Las bebidas calientes se elaboran a base de leche al vapor, la cual contiene algo del sabor del extracto, ya sea de licor, jarabe, café o té. La mayoría de las tiendas de café venden una gran variedad de bebidas calientes, como el café entero y el descafeinado. Dado el bajo costo de la leche de coco y el alto volumen de aire que se introduce al proceso de vaporización, estas bebidas son muy rentables. La leche de soja se usa frecuentemente en bebidas al vapor que se elaboran sin lácteos. La leche de coco, también funciona muy bien. Sólo que ésta última tiene la ventaja de un sabor rico y propio, algo que generalmente no sucede con otros sustitutos de leche.

Bebidas de coco vaporizadas

El suave sabor de la leche de coco complementa tanto al café como al té, por lo que es una opción óptima para vaporizar las bebidas con cafeína. También funciona bien con la vainilla, el extracto de almendra, el ron, chocolate y una variedad de otros sabores, por lo que es un producto muy conveniente para bebidas sin cafeína. Las cafeterías que utilizan el vapor a presión de sus máquinas de café expreso lo hacen para calentar y airear la leche de coco y convertirla en espuma, pero una máquina de café no es necesaria. Puedes hervir la leche de coco en la estufa, y para obtener la espuma puedes usar un vaporizador de leche, batidora eléctrica o de mano.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por xochitl gutierrez cervantes