¿Puedes freír en sartén el salmón ahumado?

El salmón ahumado es un manjar tierno que es tan versátil como su sabor. Puedes utilizar el salmón ahumado en platillos para cualquier comida, desde el desayuno hasta un bocadillo nocturno. Los métodos para preparar el salmón ahumado son tan ilimitados como tu imaginación, pero algunos métodos son más eficaces que otros, para preservar la textura del salmón ahumado. Freír en un sartén el salmón ahumado es una excelente manera de calentar y resaltar su dulzura salada natural, sin necesidad de cambiar esa suavidad de derretirse en tu boca.

Hechos del salmón ahumado

El salmón ahumado es uno crudo que se ha curado en salmuera, en agua con sal y luego se ahúma. Se diferencia del salmón, que está simplemente en salmuera, aunque los términos se usan indistintamente. A pesar de que es alto en ácidos grasos de omega-3, que promueven la salud del corazón, el salmón ahumado se debe servir como un gusto ocasional. Una porción de 3 oz contiene sólo 99 calorías, pero también ofrece algo menos de 700 mg de sodio, lo cual es mucho.

Hechos de freír en sartén

El freír en sartén es más o menos la misma técnica de cocción que el salteado. Técnicamente, saltear significa "dar saltos" y se refiere a lo que la comida hace cuando el chef levanta el sartén y lo mueve en un movimiento repentino controlado, arrojando la comida en el aire a dos o tres centímetros y dándole vuelta. Al freír en sartén, se voltea la comida con una espátula o un tenedor en lugar de voltearlo todo. El salmón ahumado es a la vez ligero y un poco pegajosa, por lo que al freír en sartén es preferible con un salteado auténtico.

Procedimiento

La mejor forma de freír en sartén un salmón ahumado, es añadiéndole un platillo para darle sabor al final del tiempo de cocción. Corta tu salmón ahumado en trozos del tamaño de la primera sección de tu pulgar y espárcelos encima de unos huevos revueltos con cebolla o salsa de crema para pasta. Deja que el salmón absorba el calor de los alimentos que está casi cocida, en lugar de dejarlo entrar en contacto directo con la sartén. Si tienes que freírlo sólo en la sartén, pon un poco de aceite de oliva o vino blanco en el fondo de la sartén, para así evitar que se pegue o se seque.

Advertencias

El salmón ahumado ya está un poco seco por el proceso de ahumado. Cocinarlo por mucho tiempo a una temperatura demasiado alta, puede secarlo aún más. El salmón se vuelve desagradablemente difícil de masticar cuando se seca, así que no te alejes de la sartén que tenga un salmón. Si el salmón ahumado comienza a ponerse muy oscuro o se enrosca en los bordes, está comenzando a secarse.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por ana karen salgado beltrán