¿Puedes fortalecerte parándote de manos?

Pararte de manos (handstands) requiere de mucha fuerza. Patear hacia arriba para pararte de manos y volver a bajar es diferente a sostener la posición, pero el pararte de manos definitivamente te fortalece. La posición correcta del parado de manos requiere muchos de tus músculos para involucrarte en una contracción muscular isométrica mientras que mantienes tu cuerpo perfectamente balanceado.

Músculos del parado de manos

Una larga lista de músculos se fortalecen al sostener una posición de parado de manos. Tus músculos de hombros, espalda, brazos y pecho soportan la mayoría de tu peso al estar boca abajo pero todo tu cuerpo debe estar muy apretado para estirar los dedos de tus pies hacia arriba. Los músculos principales de los hombros y el pecho utilizados son los deltoides y tus pectorales mayor y menor. Los principales músculos de tu espalda involucrados después son: serrato anterior, erector de la columna, el trapecio, el dorsal ancho y el cuadrado lumbar. Los músculos activos de tus brazos son los tríceps braquial y el coracobraquial. Los músculos clave del abdomen son transverso, el recto mayor y el oblicuo externo. Todos los cuatro músculos cuadríceps y los músculos del muslo interno, de tendones de la corva, glúteos, pantorrillas, pies, antebrazos, manos y cuello deben ser apretados para no caer.

Mantener el balance

Sostener el balance del parado de manos por el tiempo que puedas y bajar de manera controlada te fortalecerá más que patear hacia arriba y bajar rápidamente. Mantener el balance requiere que todos tus músculos trabajen en conjunto y perfecta cooperación. Mantener por el tiempo posible exige de aguante muscular en una contracción isométrica. La contracción muscular isométrica significa que tus músculos se están contrayendo sin mover las articulaciones. La razón por la cual el sostener la posición te fortalece más que si bajaras de inmediato es que no se requiere que todos tus músculos se aprieten cuando estás bajando. Sin embargo, si aún estás desarrollando tu habilidad de pararte de manos, los intentos repetidos para lograrlo te fortalecerá hasta que progreses a mantener el balance por mucho tiempo.

Patear arriba y abajo


Un acompañante fuerte te puede ayudar.

Si actualmente estás en la etapa de patear hacia arriba y bajar de inmediato, asegúrate de que la posición de tu espalda sea correcta para que puedas volverte lo suficientemente fuerte para balancearte. Tu espalda no debe arquearse. Corrige el arco de la espalda al comprimir todo tu estómago y costillas hacia adentro hacia tu espalda. También, empuja sobre el suelo, a través de tus hombros y hacia arriba por la columna, como alcanzando el techo con los dedos de tus pies. Estas dos acciones involucrarán músculos centrales importantes y te harán más fuerte.

Caminar parado de manos

Cuando puedas caminar de manos por al menos 10 segundos, puedes fortalecerte aún más practicando el caminar de manos. Levantas una mano y empujas a través del hombro de la otra al caminar, por tanto, harás que cada músculo de brazo, hombro, pecho y espalda se contraigan aún más fuerte para compensar. Permanece en control de tu balance al caminar hacia adelante, atrás y en pirueta. Una pirueta de parado de manos es cuando caminas con las manos en pequeños círculos dando vuelta a tu cuerpo. Este parado de manos avanzado te fortalece aún más debido a que todo tu cuerpo debe permanecer apretado y alineado al moverse de manera circular.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne shaw | Traducido por glen boyd