¿Puedes ejercitarte para adelgazar tu cuello?

El ejercicio para tener un cuello delgado depende de tus razones para adelgazar el área del cuello. Si tienes exceso de grasa alrededor de tu cuello, los ejercicios cardiovasculares pueden ayudar a eliminar la grasa en todo el cuerpo, lo que incluye tu cuello. Si se ve corto y grueso o encorvado por estar sentado mucho tiempo y tener mala postura, los estiramientos pueden alargarlo y hacer que parezca más delgado. Diseña un régimen de ejercicios para el cuello que se adapte a tus objetivos.

Derrite grasa para verte más elegante

Para la mayoría de la gente, el cardio moderado o intenso durante un período razonablemente largo (corriendo, haciendo ciclismo, natación o remo) es una ruta sostenible para la quema de grasa. Un programa de pérdida de peso por lo general requiere de quemar 2,800 calorías por semana, de acuerdo con "What You Must Know and Do To Lose Weight" ("Lo que debes saber y hacer para bajar de peso") por Ben Tan. Si haces ejercicio cinco días a la semana, necesitas quemar alrededor de 560 calorías por sesión de ejercicios para bajar de peso; al hacer una sesión de cardio de una hora al 70 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo, puedes quemar esta cantidad de calorías. Si haces ejercicio todos los días de la semana, puedes acortar sus entrenamientos. Mientras que derrites más grasa con el ejercicio a alta intensidad, te arriesgas a cansarte rápidamente y truncar tu entrenamiento. Concéntrate en la duración en lugar de la intensidad durante la primera etapa de tu entrenamiento, aumentando la intensidad de tus entrenamientos a medida que mejora tu resistencia.

Endereza la joroba

La exquisita postura de los bailarines (cuello largo, espalda erguida y hombros hacia abajo) crea la apariencia de un cuello delgado. Muchas personas pasan horas al frente de su computadora obteniendo como resultado una mala postura en la que su cuello se dobla hacia abajo o se inclina hacia adelante. El estiramiento puede ayudar a alargar un cuello comprimido Por ejemplo: comienza un estiramiento del cuello sentándote erguido en una silla. Exhala y jala suavemente la cabeza hacia atrás como si fueras una tortuga. Mueve tu barbilla hacia el pecho, alargando los músculos traseros del cuello. Inhala y levanta la cabeza, moviendo la barbilla hacia el techo y alargando los músculos en la parte frontal del cuello. Repite este movimiento de inclinación (barbilla hacia abajo, barbilla arriba) tres veces. Otros estiramientos del cuello consisten en girar la cabeza de izquierda a derecha, así como el movimiento de las orejas hacia los hombros.

Fortalecete para combatir la flacidez

Si tonificas y esculpes tu cuello con ejercicios isométricos o ejercicios de resistencia más intensos, como los jalones de bandas de resistencia con el cuello, el ejercicio puede contrarrestar la flacidez de los músculos y mejorar el aspecto de tu cuello. Un ejercicio isométrico consiste en colocar la palma de tu mano en la cabeza en diferentes posiciones para resistir la flexión del cuello o el movimiento de la oreja hacia el hombro. Por ejemplo: acuéstate boca arriba en el piso con las rodillas dobladas y los pies apoyados sobre el piso. Pon tu mano en la frente. Presiona tu cabeza contra la mano mientras tratas de acercar la barbilla al pecho. Debes sentir como se contraen los músculos frontales del cuello. Mantén esta posición durante cinco segundos y luego relájate. Realiza 10 repeticiones.

Dieta para adelgazar

Además de un régimen de ejercicios cardiovasculares, mantén una dieta adecuada para lograr el déficit de calorías necesarias, perder peso y lograr un cuello delgado. De acuerdo con el American Council on Exercise, una libra de grasa equivale a 3,500 calorías. Si quieres perder una libra por semana, el deficit debe ser de 500 calorías por día. Tu dieta debe consistir principalmente de proteínas magras, vegetales, frutas, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa. Reduce el tamaño de las porciones y come más veces durante el día en lugar de hacer tres comidas grandes. Tu consumo total de grasas debe equivaler a no más del 35 por ciento de tu ingesta calórica diaria. También, modera el consumo de alimentos salados, alcohol y cafeína.

Más galerías de fotos



Escrito por kay tang | Traducido por maria del rocio canales