¿Puedes hacer ejercicios en casa para adelgazar las rodillas?

La grasa alrededor de las rodillas no causa los mismos problemas de salud que la grasa alrededor de tu cintura, pero puede causar una cantidad similar de frustración. Para lograr rodillas delgadas, debes hacer el tipo correcto de ejercicios. El principal objetivo es perder peso en general y apuntar los músculos por encima y por debajo de las rodillas. Al tonificar estos músculos, tus rodillas tendrán un aspecto más delgado. Estar sólo en casa te pone en una ligera desventaja. Mientras seas disciplinado, vas a lograr resultados favorables. Algunos ejercicios requieren que tomes ventaja de lo que esta justo cruzando la puerta.

Caminar

Caminar es una forma básica de ejercicio de bajo impacto, pero no te dejes engañar por su simplicidad. Caminar quema calorías y contribuye a la pérdida de peso corporal total. Si quieres deshacerte de tus esfuerzos a un nivel superior, realiza intervalos y sube colinas. Esto aumentará la carga de trabajo de los músculos que rodean las rodillas, para hacer intervalos, sólo tienes que alternar tu velocidad entre incrementos rápidos y regulares de ritmo.

Correr

Si no te preocupa el impacto, elige correr en lugar de caminar. Comienza con un trote ligero para entrar en calor, y luego corre a un ritmo que sea aproximadamente un 7 en una escala de 1 a 10 para la intensidad. Mantente a esta intensidad durante al menos 30 minutos. De una manera similar a la rutina de caminar, corre cuesta arriba para aumentar la carga de trabajo, o también tienes la opción de alternar de ida y vuelta entre caminar y correr. Si tienes una cinta de correr, realiza tus rutinas de caminar y correr desde la comodidad de tu hogar.

Sentadillas

Las sentadillas trabajan los cuádriceps y los tendones que se encuentran en la parte delantera y trasera de los muslos por encima de las rodillas. No sólo estos ayudan a mejorar la definición de las piernas superiores e inferiores, sino que también aumentan la frecuencia cardíaca y promueven un alto gasto calórico. Para empezar, pon los pies ligeramente al mismo ancho de los hombros y entrelaza los dedos detrás de la cabeza. Manteniendo la espalda recta y los abdominales contraídos, baja hacia abajo flexionando las rodillas. Una vez que tus muslos estén paralelos al piso, da un paso atrás y repite de 12 a 15 veces. Realiza cuatro o cinco repeticiones.

Estocadas

Haz estocadas hacia delante para trabajar los cuádriceps, isquiotibiales, glúteos y pantorrillas, todo al mismo tiempo. Para comenzar, coloca tus manos en las caderas y quédate con los pies a la anchura de la cadera. Manteniendo la espalda recta y los abdominales contraídos, toma un gran paso adelante con el pie izquierdo y baja flexionando las rodillas. Una vez hecho lo anterior tu muslo quedará paralelo al suelo y la rodilla de atrás estará justo por encima del suelo, y luego da un paso atrás. Mueve el pie izquierdo hacia atrás al punto de partida, repite con la pierna derecha y continúa alternando de un lado a otro. Realiza de 12 a 15 repeticiones con cada lado y haz tres o cuatro series.

Saltos

Con saltos pliométricos se trabajan los músculos por encima y por debajo de las rodillas y también eleva rápidamente el ritmo cardíaco. Para empezar, pon los pies a la anchura de los hombros y descansa los brazos a los lados. Baja en una ligera posición de cuclillas y salta en el aire con todas tus fuerzas. Mientras estés en el aire, mete las rodillas hacia el pecho y pon tus brazos alrededor de tus tobillos. Llega al suelo con cuidado sobre las puntas de los pies, dobla las rodillas y salta de nuevo. Continúa con un movimiento rápido, pero controlado de 12 a 15 repeticiones y haz dos o cuatro series.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por daniel badillo