¿Puedes hacer ejercicios de brazo mientras estás en la corredora?

Las corredoras son perfectas para trabajar la parte inferior de tu cuerpo, pero usualmente tu parte superior no aprovecha el ejercicio. Encontrar una manera de trabajar los brazos mientras también trabajas tus piernas puede aumentar el nivel de tu ejercicio cardiovascular mientras tonificas tu parte superior; sin embargo, el agregar trabajo de brazos a tu rutina en la corredora tiene sus limitaciones. En lugar de tratar de hacer que la corredora trabaje tus brazos, intenta prestar atención a esta área por 15 o 20 minutos dos o tres veces por semana.

Beneficios


Las pesas ligeras aumentan tu ritmo cardíaco y la quema de calorías en el ejercicio aeróbico.

Según el American Council on Exercise (ACE), el uso de unas pesas de 1 a 3 libras (453 g a 1,36 kg) mientras se hacen actividades como caminar puede aumentar tu ritmo cardíaco de 5 a 10 latidos por minuto. Las pesas también pueden aumentar la cantidad de oxígeno y de calorías que utiliza tu cuerpo durante el ejercicio. Agregar un elemento para los brazos a tu rutina en la corredora te ofrece una forma de ejercicio sin mucho peso y de varias repeticiones que te será útil para reafirmar un poco tus brazos.

Riesgos

Los movimientos amplios con los brazos pueden afectar tu balance en la corredora y aumentar las posibilidades de una caída. Guarda los movimientos grandes para una rutina de baja intensidad en la corredora, como una sesión de caminata ligera, y no los intentes hacer mientras corres. Además de que te arriesgas a caerte, levantar los brazos al nivel del hombro o más arriba aumenta la cantidad de trabajo para tu corazón, el cual ya está trabajando muy duro mientras corres o trotas. ACE explica que el usar pesas que sean de más de 3 libras (1,36 kg) mientras haces ejercicios cardiovasculares de larga duración pone demasiado estrés sobre las articulaciones de tus hombros. La organización dice también que el sujetar peso con la mano puede aumentar la presión sanguínea durante el ejercicio, por lo que recomienda en uso de pesas en las muñecas durante el ejercicio aeróbico.

Estiramiento

Una forma de añadir los brazos a una rutina en la corredora sin tener que utilizar peso extra es estirarte mientras caminas. Mantén un ritmo lento en la corredora que sea inferior a los 3.5 mph (5,6 kmh) en el que no hagas nada de esfuerzo. Estira tus brazos sobre tu cabeza con los codos derechos hasta que tus manos se toquen. Puedes también hacer una serie de estiramientos de tríceps y círculos amplios con los brazos siempre y cuando la intensidad sea baja.

Pesas

Si quieres agregar pesas a tu rutina en la corredora, puedes intentar con muñequeras que pesen menos de tres libras (1,36 kg). Es los primeros cinco minutos de tu entrenamiento camina manteniendo un paso lento y tranquilo. Una vez que tu paso aumente de los 3.5 mph (5,6 kmh), no trates de hacer ejercicios con los brazos. Las pesas en tus muñecas y la gravedad harán su trabajo.

Limitaciones

Puedes agregar algo de beneficio extra tanto para tu corazón como para tu parte superior haciendo ejercicios de brazos en tu rutina en la corredora; sin embargo, obtendrás resultados mucho mejores si le dedicas tiempo a tus brazos trabajando en el suelo. Debido al riesgo de lastimarte que implica el agregar peso extra en la corredora, ACE recomienda utilizar un peso inferior a tres libras (1,36 kg), el cual sólo te dará el beneficio de tonificar ligeramente tus músculos comparado a un programa tradicional de levantamiento de pesas.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie webber | Traducido por karly silva