¿Puedes hacer ejercicio después de hacerte un tatuaje?

Está bien hacer ejercicio horas después de que te hagan un tatuaje si evitas mojarlo, lo que significa que no puedes nadar durante varios días y que debes seguir las instrucciones de cuidado posterior adecuado. Monitoriza cómo te sientes y la condición de tu piel durante la actividad física, para proporcionarte el mejor cuidado posterior posible. Cuando hagas ejercicio, es importante proteger tu tatuaje de una irritación excesiva que pueda causar costras. Esto puede lograrse manteniendo tu tatuaje hidratado, cubriéndolo con un vendaje y, posiblemente, haciendo algunos ligeros cambios en tu rutina de ejercicio.

Cuidado posterior

El ejercicio debería estar bien en las 24 horas después de hacerte un tatuaje si no hay incomodidad, pero asegúrate de seguir las instrucciones de cuidado posterior adecuadas para que cure bien. Mantén un vendaje en el área durante 24 horas. Limpia tu tatuaje con jabón antibacteriano y seca dando golpecitos con una toalla. Deberías usar una pomada antibiótica en el tatuaje, en adición a una loción sin aroma para la hidratación. No tomes un baño, ni te sientes en una sauna o nades durante dos semanas después de hacerte un tatuaje.

Hidratación

Es normal que tengas la piel seca y que se despelleje después de que te hagas un tatuaje. Lo más importante es mantener el área hidratada para evitar que se agriete y se formen costras. La piel seca puede ser especialmente incómoda y dada a agrietarse durante el ejercicio, ya que te puedes estar moviendo de una forma que estire e irrite tu piel. Tu tatuador puede recomendar un producto hidratante, o hay numerosas pomadas y lociones sin receta que puedes usar.

Ejercicio

Intenta evitar ejercicios que estiren y extiendan tu piel recién tatuada. Por ejemplo, si te haces un nuevo tatuaje en el pecho, ciertos movimientos de levantamiento de peso pueden ser irritantes. Independientemente del tipo de ejercicio que hagas, aplica tu producto hidratante y cubre el área con un vendaje para reducir la irritación y la abrasión. Dúchate justo después de entrenar para poder lavar cualquier sudor y sal que puedan ser potencialmente irritantes. Finalmente, evita los deportes de contacto, si es posible, hasta estar completamente curado, para reducir el riesgo de abrasión de la piel.

Luz solar

No expongas tu tatuaje a la luz solar hasta que esté completamente curado. Si haces ejercicio en exterior, simplemente lleva una prenda para cubrir el área. Por ejemplo, si tienes un tatuaje en el hombro y te diriges fuera a correr, lleva una camiseta suelta para cubrir el área. Después de que tu tatuaje cure, lleva una pantalla solar de FPS 30 o más, para reducir el desvanecimiento si se expone a la luz solar.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por natalia navarro