¿Cuándo puedes dejar de darle a tu bebé biberón y usar únicamente tazas?

Cuando tu bebé comienza a caminar, ha estado usando un biberón durante meses y se ha apegado a él para su alimentación y comodidad. El momento de dejar de darle a tu bebé un biberón debe seguir un período de destete, durante el cual el niño deberá tener oportunidades regulares de utilizar una taza. Incluso después de este período de destete, quitarle el biberón a los niños rara vez es una tarea fácil. Los profesionales de salud y desarrollo infantil están de acuerdo en que cuando un niño tiene un año de edad, no debe estar bebiendo de un biberón.

No más biberón

Los niños deben dejar de usar el biberón cuando tengan un año de edad, pero deben estar completamente sin la mamadera a los 18 meses de edad, según la Academia Estadounidense de Pediatría. Pasar del biberón a una taza es un rito de iniciación para niños y una señal de que tu hijo se está volviendo más autosuficiente. Además de romper el apego del niño al biberón, existen consideraciones de salud para detener su uso. Las caries pueden desarrollarse si tu niño duerme con un biberón que contiene leche o una bebida dulce.

Introducir la taza

Introduce la taza a tu hijo cuando está cerca de seis meses de edad. No será capaz de dominarla a esta edad, pero en los próximos seis meses desarrollará la coordinación y habilidades motoras necesarias para beber de la taza. Sustituye una de las alimentaciones de biberón de tu hijo con una taza, preferiblemente la del mediodía. Ofrécele a tu hijo una taza de leche mientras que se sienta en su silla alta o anímele a beber de una taza como su hermano mayor o como mamá. Con el tiempo, vuelve a colocar el biberón en la mañana con una taza. Elimina el biberón para dormir sustituyéndolo con un bocadillo o una taza de leche antes de preparar la hora de acostarse.

La transición

Una vez que tu hijo empiece a usar la taza, empieza a darle agua solamente cuando beba de un biberón. Diluye la leche en el biberón con cantidades cada vez mayores de agua a través del tiempo si tu niño no toma agua. Proporciona leche sin diluir solamente en la taza. Una vez que tu hijo use una taza con cada comida, pon los biberones lejos fuera de la vista. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda negarse a dar la botella después de que tu hijo está en la cama y ayudarle así a tu hijo a dormir por su cuenta. Proporciona una manta o un peluche para mayor comodidad. Si le das un biberón, debería contener sólo agua.

La tasa adecuada

La taza adecuada de entrenamiento ayuda a tu hijo a aprender a beber de ella. Tal vez le has dado al bebé una taza con tapa para ayudarle a aprender a usarla. Las tazas tienen válvulas antiderrame que requieren chupar, tal como ocurre con un biberón, para obtener líquido de la taza. Reemplaza la taza con tapa por una taza de entrenamiento que no tenga válvulas antiderrame. La taza de entrenamiento debería tener un fondo pesado y una tapa que encaje o se atornille firmemente.

Más galerías de fotos



Escrito por gail sessoms | Traducido por paulina illanes amenábar