¿Cuándo puedes dejar de usar las cercas para el bebé?

Las cercas de seguridad para el bebé se pueden colocar alrededor de tu hogar para mantener a tu pequeño a salvo de caer por las escaleras y entrar en lugares que no debería. Por desgracia, en un momento dado, no mantendrán a tu niño contenido y deberás eliminarlas. También hay algunas otras consideraciones a tener en cuenta al decidir si deseas mantenerlas colocadas o dejar de usarlas.

Edad límite

Hay límites de edad y de desarrollo para las cercas de bebé que debes considerar. Consumer Reports dice que las cercas de seguridad están destinadas a niños de 6 meses a 2 años de edad. Si la barbilla de tu hijo llega a la parte superior de la cerca, puede ser el momento de sacarla. Una vez que tu hijo es lo suficientemente mayor como para encontrar la manera de abrirla o pasar por encima de ella, ya no es fiable y, de hecho, podría ser peligrosa.

Después de las puertas

Una vez que tu hijo ha superado las cercas de seguridad, debes prepararte para la vida fuera de ellas. Muestra a tu pequeño cómo subir y bajar las escaleras correctamente. Practica estas habilidades con tu hijo para que pueda ver cómo hacerlo y tú puedas ver su progreso. Sin embargo, debes mantener un ojo en él mientras se está acostumbrando a esta nueva libertad. Hazle saber que las escaleras no son una zona de juego y que nunca debe dejar los juguetes en ellas.

Otros usos

Si has eliminado las cercas, no hay necesidad de tirarlas a la basura. Puedes utilizarlas para contener animales domésticos o cuando otros niños van de visita. Durante las fiestas de cumpleaños y reuniones familiares, puedes poner estas cercas para desalentar a las personas a ir a ciertas áreas del hogar.

Consideraciones

Las cercas para bebé no son un sustituto de la supervisión de un adulto y, por lo tanto, mantén un ojo en tu hijo independientemente de que estén colocadas o no. En la parte superior de una escalera, sólo debes utilizar las montadas en la pared. Las cercas montadas a presión son ideales para colocarlas entre las habitaciones o en la parte inferior de la escalera, pero no son lo suficientemente fuertes o seguras para la parte superior de las escaleras. Si eliges una cerca en forma de acordeón, asegúrate que tenga una barra de relleno. Si no la tiene, los dedos, las manos o la cabeza de tú niño pueden quedar atrapados en los espacios.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por sofía bottinelli