¿Qué puedes comer al prepararte para una colonoscopía?

De acuerdo con el University of Michigan Health System, una colonoscopía es un procedimiento médico que le permite al médico ver el revestimiento interior del recto y del colon. El médico utiliza un colonoscopio, un tubo delgado y flexible con una cámara en el extremo, para tomar fotografías o video de los dos puntos. Una colonoscopía exitosa requiere que el colon del paciente se limpie por completo por adelantado. Para lograr esto, sigue una dieta especial comenzando tres a cuatro días antes de la colonoscopía.

Alimentos fácilmente digeribles

Los pacientes deben dejar de comer alimentos pesados ​​y difíciles de digerir y cambiar a los alimentos ligeros y de fácil digestión tres o cuatro días antes de su colonoscopía, explica el sitio web Colon Cancer Resource. Estas opciones de fácil digestión son el pollo sin piel, patatas sin piel, queso, huevos, pescado blanco al vapor y sopas claras. Ejemplos de alimentos que son difíciles de digerir son las carnes rojas, arroz, frutos secos, verduras, frutas, pasta de grano entero, cereales, salvado y semillas. Estos alimentos son altos en fibra, lo que estimula la motilidad colónica. Las bebidas rojas o púrpuras pueden dejar un residuo de color en las paredes del colon y este residuo puede verse como sangre en el video de la colonoscopía, por lo que estas bebidas deben ser evitadas.

Líquidos claros

De acuerdo con la Harvard Medical School Family Health Guide, consume sólo líquidos claros a partir del día anterior a la colonoscopía y continuar hasta seis a ocho horas antes del procedimiento. Los líquidos claros son aquellos que son transparentes a temperatura ambiente, incluyendo caldos, refrescos, té y café que no contienen leche o crema, jugos claros y gelatina que no sea roja, azul o púrpura.

Menú de ejemplo de líquidos claros

La John Hopkins Health Alerts enumera alimentos líquidos claros específicos y las cantidades que un paciente puede consumir un día antes de una colonoscopía. El desayuno puede incluir 8 oz de jugo de manzana, 1 taza de gelatina y 1 taza de café con azúcar. Para el almuerzo, 1 taza de consomé de pollo, 8 oz de ginger ale, 1 taza de helado de fruta y té caliente con azúcar y limón. Una merienda puede consistir en uno o dos caramelos duros y luego la cena podría incluir 1 taza de caldo de carne, 8 oz de limonada, 1 taza de gelatina y té caliente con azúcar y limón. Este menú le proporcionará al paciente cerca de 1.000 calorías por día.

Más galerías de fotos



Escrito por robert dipardo | Traducido por georgina velázquez