¿Puedes comer pizza con presión arterial alta?

La presión arterial alta afecta a más del 30 por ciento de los adultos en Estados Unidos, según señala Centers for Disease Control and Prevention. Tener presión arterial alta aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, accidentes cerebro-vasculares, insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad renal. Puedes mejorar tu presión arterial haciendo cambios en el estilo de vida, incluyendo cambios en la dieta que limiten tu ingesta de sodio. Como un alimento alto en sodio, puedes pensar que nunca serás capaz de comer la pizza de nuevo. Pero con una planificación cuidadosa, la pizza todavía puede encajar en tu plan de comidas.

Presión arterial

Tu presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias medidas en dos números: sistólica y diastólica. La sistólica mide la fuerza cuando el corazón está latiendo y la diastólica mide la fuerza entre los latidos. Una presión arterial normal mide menos de 120/80 milímetros de mercurio y una presión arterial alta es de 140/90 milímetros de mercurio o mayor. La presión extra sobre las paredes arteriales daña los vasos, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, de accidente cerebro-vascular y de enfermedad renal.

Sodio y presión arterial

El sodio es un mineral que el cuerpo necesita para equilibrar los líquidos. Ciertas personas están genéticamente predispuestas a retener una mayor cantidad de sodio en la sangre. Los altos niveles de sodio en la sangre aumentan la sed, haciendo que el cuerpo retenga más líquidos y aumente el volumen de la sangre. Este aumento de volumen, aumenta la presión arterial. Las personas con sensibilidad al sodio deben tener mucho cuidado con la cantidad de sodio en sus dietas. Según el U.S. Department of Agriculture, en promedio, cuanto más alto es el consumo de sodio, más alta es la presión arterial.

Sodio en la pizza

La pizza, debido al queso y la salsa, es un alimento de alto contenido en sodio. El contenido de sodio puede variar dependiendo del fabricante y los ingredientes. Una rebanada de una tradicional pizza de queso de tres restaurantes diferentes de una cadena contiene entre 490 y 900 miligramos de sodio por porción. Añadiendo salami, el sodio aumenta de 680 a 1.010 miligramos por porción. Los vegetales constituyen una mejor opción, pero pueden aumentar el nivel de sodio dependiendo del restaurante. Una rebanada de pizza de verduras en promedio contiene 490 a 730 miligramos de sodio.

La pizza y tu dieta

Si tienes presión arterial alta, la recomendación es limitar el consumo diario de sodio a menos de 1.500 miligramos al día. Si realizas un seguimiento del consumo diario de sodio y limitas la cantidad que comes, puedes incluir una porción de pizza de queso en alguna ocasión. También existe la opción de hacer tu propia pizza baja en sodio en casa usando salsa baja en sodio, queso bajo en sodio e ingredientes vegetales frescos.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por azul benito