¿Puedes comer huevos después de la extracción de la vesícula biliar?

Aproximadamente 700,000 personas se someten a cirugías para remover sus vesículas biliares anualmente, de acuerdo a estimados del año 2004 del National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Es posible que tu doctor te prescriba una dieta baja en grasa después de la cirugía para fomentar una digestión saludable durante la fase de recuperación. Una dieta baja en grasa requiere la reducción del consumo de huevos. Discute tu dieta con tu doctor si tienes preguntas.

Fundamentos

La función principal de la vesícula biliar es almacenar y excretar la bilis, que es esencial para la digestión y absorción de las grasas. El hígado produce bilis, que se concentra y almacena en la vesícula biliar y luego es excretada hacia el intestino delgado, en donde ayuda para la digestión de los alimentos. Cuando se extrae la vesícula, la bilis que entra al intestino delgado es menos concentrada, lo que puede ocasionar indigestión de las grasas, mala absorción y dolor abdominal. Una dieta baja en grasa que minimice el consumo de huevos y alimentos rico en grasa puede aliviar el malestar y fomentar una digestión saludable. La mayoría de las personas pueden pasar gradualmente de una dieta baja en grasa hasta una dieta regular con el tiempo.

Los huevos y la extracción de la vesícula biliar

Un huevo contiene aproximadamente 4.5 gramos de grasa, o cerca del 10% de la ingesta de grasa diaria recomendada para una dieta baja en lípidos después de una extracción de vesícula. La cantidad de grasa permitida en una dieta baja en lípidos varía, pero la cantidad de grasa permitida por lo general es de 40 a 60 gramos al día. La cantidad de grasa en un huevo puede ser difícil de tolerar para ti después de una cirugía de extracción de la vesícula, o puede ser demasiada alta como para incorporarla en tu cantidad de grasa diaria permitida.

Cantidad

Puedes comer huevos con moderación siguiendo una dieta baja en grasa. Es probable que puedas tolerar hasta 3 huevos a la semana, preparados solamente con grasa de tu cantidad permitida, o no más de 1 huevo al día. Las claras de huevo y los sustitutos de huevo sin grasa son mejores opciones al seguir un plan de alimentación bajo en grasa después de una extracción de vesícula.

Métodos de cocción

Si estás siguiendo una dieta baja en grasa y consumes huevos diariamente, intenta combinar un huevo completo con varias claras de huevo o un sustituto sin grasa para que puedas disfrutar del huevo y cumplir con tu cantidad de grasa diaria permitida. Para reducir aún más el consumo de lípidos usa rociadores para cocinar sin grasa o sartenes en vez de mantequilla, margarina o aceite. Reemplaza la leche entera en las recetas con huevo usando leche descremada o agua.

Consideraciones

El tipo de dieta que prescriba tu doctor después de la extracción quirúrgica de la vesícula se basará en tus necesidades individuales, incluyendo tu historial médico y el tipo de cirugía. Limitar las grasas de tu dieta de forma innecesaria puede ponerte en riesgo de sufrir deficiencias nutricionales. Siempre debes consultar con tu doctor antes de iniciar un nuevo plan de dieta.

Más galerías de fotos



Escrito por beth conlon | Traducido por juliana star