¿Puedes comer filete estando embarazada?

Las mujeres embarazadas deben cuidar su dieta con más cuidado que antes de su embarazo. Cualquier cosa que comas tiene el potencial de afectar a tu bebé. El filete, que es una buena fuente de hierro y proteína, es perfectamente seguro de comer durante el embarazo siempre y cuando esté bien cocido; de no estarlo, la carne roja o cruda puede contener bacterias o parásitos que pueden enfermarte a ti o a tu bebé.

Infecciones potenciales

La carne que no está bien cocida contiene bacterias que causan la salmonela, listeria o toxoplasma gondii, un parásito que puede causar toxoplasmosis. Debido a que el sistema inmunológico de una mujer embarazada no funciona tan eficientemente como el de una mujer no embarazada, para proteger al feto de no ser rechazado como una sustancia extraña, las infecciones pueden ser más serías durante el embarazo. La listeria monocytogenes, por ejemplo, ocurre con más frecuencia en mujeres embarazadas que en la población general; 27 por ciento de todos los casos ocurren en mujeres embarazadas, de acuerdo con la American Pregnancy Association, teniendo una probabilidad 20 veces más alta durante el embarazo de contraer la infección que la del público en general.

Riesgos del embarazo

Los diferentes tipos de infecciones que pueden venir de carne que no está bien cocida presentan diferentes riesgos para una mujer embarazada. La salmonela puede enfermarte pero normalmente no afecta al feto, aunque un tipo de salmonela, poco común en los Estados Unidos, llamado S. Typhi, puede incrementar el riesgo de un aborto espontáneo, parto prematuro o muerte fetal. La listeria puede ocasionar el aborto espontáneo, parto prematuro o infección en el recién nacido. En el 22 por ciento de los casos, la listeria ocasiona la muerte fetal o muerte del recién nacido, reporta la APA. La toxoplasmosis, que también puede causar el aborto espontáneo, es más probable de infectar a tu bebé si la contraes más tarde en el embarazo; 60 por ciento de los fetos expuestos en el tercer trimestre tienen toxoplasmosis congénita comparado con el 30 por ciento en el segundo trimestre y 15 por ciento en el primer trimestre.

Efectos a largo plazo

La toxoplasmosis puede tener efectos a largo plazo si tu bebé desarrolla la infección durante el embarazo. Los defectos neurológicos como el retraso del desarrollo, deficiencias mentales, parálisis cerebral, problemas de la vista y el oído o epilepsia, se pueden desarrollar. Al nacer, un bebé con toxoplasmosis congénita puede tener problemas del hígado, un bazo crecido o infecciones del corazón o pulmones.

Prevención

La mayoría de las bacterias y otras sustancias que pueden causar enfermedades por alimentos se pueden matar a través de la cocción. Los jugos deben ser transparentes, no color rosa o rojo, al cocinar un filete. Utiliza un termómetro para carne cuando la cocines para asegurarte de que la temperatura interna alcance los 160 grados F., recomienda BabyCentre. También lava a conciencia cualquier superficie contaminada con los jugos de la carne que no fue bien cocinada con agua caliente y jabonosa para evitar que otros alimentos se contaminen.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por glen boyd