¿Puedes comer edamame durante el embarazo?

El edamame es el nombre artístico de los frijoles de soya, que son miembros parecidos al chícharo de la familia de vegetales, y se pueden comer frescos o comprar congelados. El edamame es muy nutritivo y se puede comer de forma segura durante el embarazo en la mayoría de los casos. No obstante, siempre pregunta a tu ginecólogo antes de agregar nuevos alimentos a tu dieta para asegurarte de que es seguro para ti y tu bebé.

Comer edamame para dos

Siempre y cuando él edamame crudo haya sido lavado muy bien, puedes consumirlo de manera segura durante el embarazo. Los vegetales sin lavar elevan el riesgo de que te expongas a la toxoplasmosis, una bacteria peligrosa; lavar los vegetales antes de comerlos reduce este riesgo. Si compras edamame congelado en su forma de frijol, puedes consumirlo de forma segura tal y como está.

Edamame 101

Cuando agregas este vegetal a tu dieta de embarazo, estas haciendo una elección inteligente que va a otorgar una buena dosis de nutrición a tu bebé. Vas a obtener una buena dosis de fibra y folato, que previenen defectos de nacimiento. También obtienes una buena cantidad de hierro y zinc, y pequeñas dosis de niacina.

Agregar edamame a tu dieta

Puedes comerlo solo como una botana nutritiva o agregarlo a una ensalada o sopa. También le da nutrición a tus recetas favoritas de guisados. Puedes hacerlo puré con aceite de oliva, hierbas y especias para hacer un aderezo rico en fibra y ácido fólico y comer con vegetales crudos o pan pita.

Qué considerar

Si eres alérgico a cualquier otra legumbre, como cacahuates o frijoles, habla con tu ginecólogo para asegurarte de que el edamame es seguro para ti. Consumir más de una porción o dos al día de soya durante el embarazo puede interferir con la absorción adecuada de nutrientes, lo que puede impedir el crecimiento sano de tu bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mariana groning