¿Puedes comer brotes de frijoles crudos?

Los brotes de fríjoles (beans sprout) se refieren al proceso de remojar estos en agua, dejándolos a temperatura ambiente y enjuagándolos una o dos veces al día hasta que se formen los brotes. El número de días necesarios antes de que estos se pueden comer depende de tipo de fríjol, la temperatura y la humedad, aunque la mayoría de los granos brotan en dos o tres días. Los defensores de los brotes afirman que contienen más altas concentraciones de vitaminas y minerales que los granos; sin embargo, no existe ninguna evidencia científica para apoyar esta afirmación. Comer algunos brotes de fríjoles crudos puede plantear riesgos para la salud, pero la mayoría los puede comer sin preocupación.

Tipos de brotes

El fríjol mungo se encuentran entre los tipos más comunes de brotes de fríjoles en Estados Unidos, envasados, frescos y crudos, los fríjoles mungo están comúnmente disponibles en las tiendas de alimentos saludables y almacenes. Sus brotes enlatados también están disponibles; sin embargo, estos normalmente no están crudos. Los brotes de soja (soybean sprouts) y lentejas (lentil) también son disfrutados por muchos.

Beneficios pretendidos

Los brotes de fríjol mungo pueden ofrecer altas concentraciones de compuestos fenólicos, que son antioxidantes, según un artículo publicado en "Revisita de Nutricao". También es un alimento bajo en calorías, una porción de 1 taza de brotes de fríjoles mungo crudos contiene 31 calorías.

Riesgos para la salud

Comer brotes de fríjoles crudos puede aumentar el riesgo de infección bacteriana. Los brotes crudos pueden contaminarse con bacterias como Salmonella e E. coli, cuando los granos entran en contacto con estiércol de animal durante su crecimiento o almacenamiento. El calor y la humedad necesaria para germinar los granos proporciona un entorno en el que las bacterias pueden multiplicarse fácilmente. La infección de Salmonella puede causar síntomas que incluyen calambres abdominales, náuseas, dolores de cabeza y vómitos. La E. coli puede producir síntomas similares y puede causar daño renal permanente en casos raros. Los fríjoles comprados en tiendas de comestibles para brotes, asimismo pueden estar contaminados. Aunque es tedioso, lávalos con agua destilada y una esponja vegetal antes de la brotación puede reducir el riesgo de contaminación.

Consideraciones

Los niños, ancianos y personas con un sistema inmunológico deteriorado corren el mayor riesgo de infección por consumir brotes de fríjoles crudos. Si eliges consumirlos, refrigéralos a una temperatura inferior a 40 grados Fahrenheit y deséchalos en cuanto pierden su frescura, después de unos dos o tres días, para minimizar el riesgo de infección bacteriana.

Más galerías de fotos



Escrito por owen pearson | Traducido por marcela carniglia