¿Puedes cocinar pescado en harina?

El pescado cubierto con harina antes de cocinarlo mejora su textura delicada naturalmente creando una corteza exterior dorada y crujiente y conservando su aspecto de escamas interior. Utilizada más a menudo cuando se fríe, la capa de harina agrega sabor y ayuda a sellar los jugos. La capa puede ser una mezcla básica de harina, sal y pimienta, o puedes realzarla con las hierbas de tu elección.

Hechos del pescado

Los pescados como el abadejo, lenguado, bacalao y pescadillas contienen muy poca grasa, que es lo que ayuda a los alimentos a desarrollar una corteza crujiente exterior durante la fritura. Los pescados también toman mucho menos tiempo de cocción, lo que significa que en el momento en que desarrolla una coloración marrón dorada en la parte exterior, el interior se ha cocinado. Una capa de harina acelera el proceso de dorado sin cocer excesivamente los pescados, lo que lo convierte en seco e insípido.

Mantenerlo todo junto

Es fácil cocinar pescado blanco tierno hasta el punto donde se rompa en pedazos en la sartén. A diferencia de la carne de otros animales, existe poca o ninguna grasa entre los tejidos de los peces y no tienen membranas para mantenerlos juntos. Una capa de harina trabaja para sellar el exterior del pescado, manteniendo el interior tierno y junto en el proceso. El tiempo de cocción para freír el filete de pescado es aproximado y depende de su espesor. Cocina los filetes aproximadamente 7 a 10 minutos, o hasta que un termómetro de carne insertado en la parte más gruesa marque al menos 145 grados Fahrenheit.

Cubrir el pescado

Puedes utilizar harina sola espolvoreada ligeramente o como un componente en una capa más gruesa que se infla durante la fritura: seca los filetes o piezas con toallas de papel y sumérgelos en una mezcla de leche y huevos batidos o agua. Deja que el exceso de líquido se escurra, luego cubre el pescado por ambos lados con harina sazonada con sal y pimienta y hierbas o especias a tu gusto. Sacude el exceso de harina y fríelo en cerca de 1/2 pulgada de aceite caliente hasta que la corteza esté dorada. Escúrrelo sobre papel absorbente y sírvelo inmediatamente.

Poder de adhesión

Si te gusta el pescado crujiente, combina la harina con migas de pan o de galletas sazonadas o cereal de escamas de maíz finamente picadas. Para mayor sabor, usa mantequilla o galletas con sabor a queso y tritúralas finamente antes de cubrir al pescado. Ajusta la sal en la capa si utilizas galletas saladas, o usa una variedad sin sal. Asegúrate de que el aceite en la sartén esté caliente, ya que esto sella la cobertura de harina rápidamente antes de que comience a desmoronarse. Una vez que se ha creado la capa, reduce el fuego a medio.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel lovejoy | Traducido por marcela carniglia