¿Puedes tener una cinta de correr al aire libre?

Mantener una cinta de correr al aire libre puede ser un desafío, pero la recompensa vale la pena. Usar la cinta al aire libre en tu patio, porche o balcón te ofrece un lugar seguro y cómodo para caminar o correr mientras disfrutas de las bondades y beneficios del aire fresco. Entre los beneficios de contar con una cinta en casa se incluyen la mayor tendencia a respetar la rutina de ejercicios, la comodidad, la prevención de lesiones y la seguridad. Mantén la cinta limpia y en buenas condiciones para un ejercicio seguro y efectivo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Alfombra para cintas de correr
  • Un nivel (opcional)
  • Una escoba
  • Aire comprimido
  • Paños limpios
  • Cubierta impermeable para cintas de correr

Instrucciones

  1. Extiende la alfombrilla en un lugar protegido que no se vea afectado por el sol y coloca la cinta de correr encima. La luz solar directa puede dañar el procesador de la computadora de la cinta, lo que causará recalentamientos, así que debes elegir un lugar con bastante sombra. Colocar la cinta sobre la alfombrilla ayuda a controlar la electricidad estática, así como también brinda protección para que el polvo y la humedad no accedan al motor desde abajo del equipo.

  2. Coloca un nivel de carpintero en el marco frontal de la cinta y asegúrate de que el equipo no quede inclinado; si no estás seguro, también puedes medirlo a ojo. Si el equipo queda desnivelado, con el tiempo, la banda se desplazará hacia los costados, lo que causará un desgaste adicional sobre la banda y los rodillos.

  3. Barre la cinta con una escoba antes de cada uso. Esto evita que el polvo y la suciedad se acumules en la banda, donde podrían causar fricción con los rodillos.

  4. Limpia la banda luego de cada uso con un paño húmedo. No es necesario utilizar jabón ni otros limpiadores ya que podrían dañar la banda o el motor. Limpia también los agarres y el panel de control para mantenerlos libres de polvo, sudor y aceites de la piel.

  5. Sopla el polvo o la suciedad que podrían haberse acumulado en el motor con una lata de aire comprimido. Esto se debe hacer aproximadamente una vez a la semana porque la suciedad en el motor puede arruinar el aparato.

  6. Cuando no la uses, cubre la cinta con una funda impermeable para protegerla del polvo y el mal tiempo. Muchas tiendas de artículos deportivos venden este tipo de fundas o puedes personalizar una cubierta diseñada para muebles de patio. Asegúrate de que el equipo quede completamente cubierto y, especialmente, de que no entre en contacto con la humedad.

Consejos y advertencias

  • Verifica la alineación de la banda de la cinta para correr una vez al mes para asegurarte de que esté derecha. Una ligera desalineación podría causar un desgaste desparejo en los bordes.
  • Nunca uses ninguna solución de limpieza ni solvente en la cinta porque podría filtrarse por debajo de la banda y dañar las piezas móviles.

Más galerías de fotos



Escrito por brynne chandler | Traducido por valeria d'ambrosio